La decisión de la FGR de indultar a Cienfuegos causa críticas hasta de quienes simpatizan con la 4T

TwitterWhatsAppTelegramCorreoMás…
Por Redacción / Sin Embargo

La Fiscalía General de la República anunció el jueves que no encontró evidencias de que el exsecretario de Defensa Salvador Cienfuegos tuviera vínculos con el narcotráfico, como argumentaron autoridades de Estados Unidos, lo que generó críticas incluso de simpatizantes del Gobierno de López Obrador.

a Fiscalía General de la República (FGR), a cargo de Alejandro Gertz Manero, exoneró de toda posible relación con un grupo criminal dedicado al narcotráfico al General Salvador Cienfuegos Zepeda, además de liberarlo del cargo de presunto enriquecimiento ilícito, lo que provocó una oleada de críticas y pronunciamientos de un supuesto “pacto de impunidad” tanto en la FGR como en el Gobierno de la Cuarta Transformación o 4T.

El 15 de octubre del año pasado, el ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en la administración del Presidente Enrique Peña Nieto fue detenido en el aeropuerto de Los Ángeles, California, a petición de la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), y luego fue ligado por fiscales de ese país con un cártel del narcotráfico en México, el H-2, al que supuestamente ayudó a cambio de sobornos.

Luego de dos semanas en un centro de detención en Los Ángeles, el General, de 72 años de edad y ahora en retiro, fue trasladado a una prisión de Nueva York, a petición de la Corte federal con sede en Brooklyn, donde los fiscales ahondaron sobre los delitos a perseguir.

La acusación central fue que, entre 2015 y 2017, cuando era titular de la Sedena y a cambio de sobornos, Cienfuegos Zepeda protegió al Cártel de los Beltrán Leyva, a través de Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “El H2”, a quien supuestamente ayudó en el tráfico marítimo y terrestre de cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana.

La acusación contra Cienfuegos, a quien se identificó entonces como “El Padrino” o “Zepeda”, fue presentada desde el 14 de agosto de 2019 ante la Corte para el Distrito Este de Nueva York, situada justo en Brooklyn.

El 29 de noviembre de 2018, el General Cienfuegos dejó la Secretaría de la Defensa Nacional. Fue detenido en EU, pero regresó a México, donde la FGR decidió exonerralo. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

Pero el destino de quien hasta entonces era el funcionario mexicano de más alto nivel detenido en EU, dio un giro extraordinario.

Caso Cienfuegos explica el poder del Ejército sobre AMLO. Y lo que viene es… sólo show: Buscaglia
El 17 de noviembre, la Jueza al frente del caso Cienfuegos determinó que se retiraran los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que pesaban sobre el militar, en una decisión inusual sugerida por el Departamento de Estado de EU, luego de días ríspidos en que, se filtró después, el Gobierno mexicano hiciera amenazas veladas de cortar la cooperación con Estados Unidos en materia de narcotráfico, en especial la presencia de los elementos de la DEA.

Así, el General Cienfuegos Zepeda volvió a México el 18 de noviembre pasado. La FGR le leyó sus derechos, le hizo una revisión física, le informó que estaría bajo investigación y lo mandó a dormir a casa.

El jueves, como muchos especialistas en seguridad ya preveían, la Fiscalía General de la República liberó por completo de culpa al extitular de la Sedena.

El exsecretario de la Sedena fue exonerado por la FGR de cualquier acusación en su contra y determinó no ejercer acción penal. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

La indignación de muchos estalló en las redes sociales, incluidos periodistas, activistas y políticos que simpatizan con el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Así fueron esas primeras reacciones.

LA 4T CUESTIONA A LA FGR

El anuncio provocó críticas incluso de quienes han defendido al actual Gobierno mexicano.
El productor y periodista mexicano Epigmenio Ibarra calificó de “inaceptable” la decisión de la FGR, pues opinó que Cienfuegos también debe ser investigado por encubrir crímenes de lesa humanidad como el caso Tlatlaya y Ayotzinapa.

“Inaceptable me parece que la @FGRMexico mande impune a su casa a Cienfuegos. Más allá de la validez de las pruebas de la DEA lo que importa es que este hombre deshonró el uniforme y participó en el encubrimiento de crímenes de lesa humanidad como Tlatlaya y Ayotzinapa”, escribió en Twitter.

El Diputado petista Fernández Noroña reconoció que al decisión de la FGR “no deja de ser lamentable”.

Por su parte, el monero José Hernández también difundió en Twitter un cartón en el que recordó lo dicho por Marcelo Ebrard en conferencia de prensa el 19 de noviembre de 2020, cuando opinó que no juzgar a Cienfuegos en México “sería un suicidio”. El cartón fue compartido en redes cientos de veces.

Simón Levy, exsubsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo, opinó que la impunidad fue más fuerte que la legalidad.

“Triste, repugnante y doloroso que no se finquen responsabilidades contra el General Salvador Cienfuegos por parte de la @FGRMexico . Una cosa es la prudencia y el cuidado de una institución como las fuerzas armadas de, y otra, que la impunidad sea más fuerte que la legalidad”, dijo en Twitter.

Antonio Attolini Murra, militante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), consideró que la FGR cumplió, pero dejó “un agrio sabor de boca”.

EXPERTOS Y OPOSICIÓN CUESTIONAN

Edgardo Buscaglia, académico y estudioso del fenómeno del crimen organizado en México y en el mundo, escribió una serie de mensajes en su cuenta de Twitter en los que cuestionó la decisión de la Fiscalía y criticó a Gertz Manero:

“México es hoy una #mafiocracia militarizada en vías de transformarse en un autoritarismo mafioso desgobernado por TÍTERES civiles débiles que dependen de militares”, escribió en uno de sus mensajes.

Ernesto Lopez Portillo, coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la IBERO CdMx, calificó como grave la decisión de la Fiscalía.

Carlos Bravo Regidor, analista político, profesor asociado y coordinador del programa de periodismo en el CIDE, también se pronunció por la exoneración de Cienfuegos y la calificó como una “contundente derrota de la lucha contra la impunidad”.

El escritor Fabrizio Mejía lamentó la decisión de la Fiscalía y señaló que es una afrenta para los ciudadanos.

Guadalupe Correa-Cabrera, profesora asociada en la Universidad de George Mason y autora del libro Los Zetas Inc. (Planeta, 2018), consideró que “si el expediente hubiera sido robusto, Estados Unidos no hubiera soltado a Cienfuegos”.

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), un centro de estudios y promoción de los derechos humanos en América, también cuestionó al Gobierno mexicano; consideró que la FGR reprobó porque el caso deja preocupaciones sobre el crecimiento del poder del Ejército.

La Diputada independiente Lucía Riojas opinó que el caso de Cienfuegos es muestra de que las Fuerzas Armadas son intocables en México.

“Mucha presunción de inocencia cuando se trata de Cienfuegos porque las FFAA son intocables. Pero, ¿qué tal cuando se trata de la rabia feminista, del asesinato de defensorxs del territorio o de la desaparición de miles de personas? En este país hasta la justicia es verde olivo”, escribió en Twitter.

Por su parte, Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI, reiteró su apoyo al General Cienfuegos al defender su “honorabilidad” y la de las Fuerzas Armadas.

Comentarios