Home office, ¿ventaja o desventaja?

Por Olivia Romo
Es indudable que esta pandemia ha traído demasiados cambios a nuestras vidas, uno de esos cambios es el llamado “Home Office”, o trabajo en casa. Aunque esta modalidad ya existía anteriormente, ha sido durante esta pandemia cuando se ha vuelto una práctica mucho más común.
Para muchas personas ha sido una gran bendición el poder quedarse en casa y trabajar de manera remota vía internet. Ya sea porque es una manera de cuidarnos y evitar en mayor medida el contagio del temido Covid, así como otras ventajas de ahorrar gasolina, no tener que usar ropa formal (o al menos de cintura para abajo), tal vez no tener que emplear tanto tiempo, sobre todo las mujeres, en nuestro arreglo personal, o quedarnos en casa con nuestros hijos, aunque el poder trabajar con toda la familia en casa, también tiene sus inconvenientes, como el exceso de ruido o distracciones.
Sin embargo, considerándolo desde otro punto de vista, también ha sido una gran ventaja desde el punto de vista de las empresas, de la gran mayoría en general, pero especialmente aquellas denominadas Call Center, o centro de atención telefónica, ya que en estos tiempos, desde el momento de entrevistas y exámenes, se hace generalmente por vía remota, pero además, al momento de contratar a la persona, se le exige como condición, que cuente con una computadora de escritorio o laptop, un servicio de internet de cierta velocidad mínima requerida, así como un celular de cierta gama e incluso unos auriculares.
La empresa ahorra muchísimo dinero tanto en equipo como en servicios de internet y de electricidad, mientras que los sueldos son bastante bajos en nuestro país; esto, aunado al hecho de que la persona que necesita el trabajo está de alguna manera financiando a la empresa. Nos damos cuenta que en realidad la empresa es la mas beneficiada, pues no solamente ahorra esos gastos, sino el mantenimiento y limpieza de sus instalaciones, el desgaste por el uso diario de 8 horas o mas del equipo de cómputo y en otras cosas.
¿Sería más justo que la empresa proporcionara a sus empleados el equipo necesario para trabajar a distancia, así como un pago adicional al sueldo para el pago de servicios de internet y electricidad?
Creo que es tiempo de hacer ajustes y modificaciones en la reglamentación relativa a las leyes laborales, para que no se cometan abusos, escudándose en los cambios provocados por la presente pandemia.
Hago un llamado a las autoridades correspondientes para que de manera inmediata se elaboren leyes que protejan al trabajador del abuso de ciertas empresas que pretenden lucrar a expensas de los trabajadores, aprovechándose de su necesidad de empleo.
Es un hecho que el home office llegó para quedarse en muchísimas empresas, motivo por el cual es urgente y muy necesario legislar dicha modalidad de empleo, por el bien de todos.

Comentarios