Aplazan otros dos partidos de la NBA por COVID-19

La Cróiica de hoy

El duelo entre Pelicans de Nueva Orleans ante Mavericks de Dallas no se jugará esta noche debido a que la quinteta texana no cuenta con los ocho jugadores en el roster para afrontar el encuentro en la Arena American Airlines.

La temporada de la NBA que inició el pasado 22 de diciembre ha sido golpeada por la pandemia del coronavirus y la Liga informó que dos partidos más fueron aplazados, en total, hasta ahora suman cuatro encuentros pospuestos en la campaña 2020-2021.

El duelo entre Pelicans de Nueva Orleans ante Mavericks de Dallas no se jugará esta noche debido a que la quinteta texana no cuenta con los ocho jugadores en el roster para afrontar el encuentro en la Arena American Airlines.

El otro duelo aplazado es el partido entre Celtics de Boston ante los Bulls de Chicago que tendría que disputarse este martes en el United Center, en este caso por un brote de coronavirus que afecta al equipo de Boston.

La National Basketball Asociation (NBA) determinó posponer el partido entre los Celtics de Boston y el Heat de Miami, en lo que fue el segundo juego que se pospuso debido a la pandemia del COVID-19.

Los Celtics afrontarían el compromiso con sólo ocho jugadores disponibles, el mínimo exigido por la NBA, aunque cinco de ellos estuvieran por debajo del 1.90 metros de estatura.

En el Heat, en los que Avery Bradley había sido aislado, se han topado con un test no concluyente a otro de sus jugadores y el equipo no contó con el mínimo de jugadores requeridos para presentarse al compromiso.

El sábado, los Sixers de Filadelfia ya se vieron obligados a medirse a los Nuggets con sólo con siete jugadores disponibles entre aislados y lesionados.

Incluso Seth Curry, escolta de los Sixers, fue notificado que era positivo a coronavirus cuando estaba en la banca durante el primer cuarto de un partido.

También está el caso de Bradley Beal, escolta de los Wizards y máximo anotador de la NBA, quien tuvo que dejar los ejercicios de calentamiento previo a un encuentro por ser considerado contacto directo de Jayson Tatum, alero de los Celtics al que defendió la noche anterior y que ya estaba en cuarentena.

Los de Washington llevan cuatro partidos consecutivos en los que un rival la noche anterior fue descartado al día siguiente por los protocolos de salud. El último, Avery Bradley, del Heat de Miami, pese a los múltiples contagios, la NBA no tiene previsto suspender la temporada.

Comentarios