Casinos clandestinos y jóvenes desempleados que recurren a la venta de cristal 

Debido a la pandemia por COVID-19, el estado consideró como no esenciales las salas de juego en Chihuahua, al cerrar los negocios formales se da pie a la ilegalidad de maquinas de azar en mercados del primer cuadro de la ciudad sin las medidas de higiene necesarias lo que se vuelve un riesgo de contagio, además que cientos de jóvenes que dependían de un salario formal con prestaciones de ley en los  casinos establecidos quedaron desempleados recurriendo a “trabajos fáciles”, y peligrosos como la venta de narcóticos.

Martín González, un joven de 19 años, quien solo estudió hasta secundaria señaló en entrevista para este portal informativo que, desde marzo un conocido casino en la Capital cerró sus puertas en cumplimiento del decreto estatal para enfrentar la pandemia, y si bien los primeros meses siguieron pagando su sueldo íntegro, debido a la crisis y tras  meses sin servicio tuvo que liquidar a sus empleados por falta de ingresos, Martín al tener una esposa y una bebé de un año de edad, y no encontrar otro empleo por su falta de experiencia y estudios, tuvo que recurrir a trabajos que dijo, no le enorgullecen pero no tuvo alternativa.

“Pues yo trabajaba en el casino, la verdad estaba chido, ganaba bien, tenía prestaciones de ley, un horario que me permitía estar con mi esposa y mi hija, pero desgraciadamente nos pegó la pandemia, y el gobierno pues no ve eso, no ve que de ahí dependíamos muchos empleados para vivir, que son trabajos honestos y que muchas veces son mas limpios que otros lugares que están abiertos y pues el jefe tuvo que cerrar. Yo en la desesperación pues unos amigos me ofrecieron entregar algunos paquetes, al principio no sabía que eran luego, le di cuenta que era cristal, me da miedo y no me enorgullezco, no es lo que quiero para mi familia pero hoy no hay de otra”, relató.

Martín agregó que en el casino si bien a él y otros compañeros los  liquidaron quien fuera su jefe se comprometió  a que si en un futuro el gobierno les permitía la reapertura los volvería a contratar, por lo que señaló ojalá sea pronto y solicitó a la autoridades toar n cuenta que hay negocios más limpios, que vigilan las medidas sanitarias y no como esas maquinas de juego que hay en el centro de la ciudad donde no se desinfectan periódicamente. “Hoy ya hay casinos clandestinos con maquinitas de apuestas en el centro y bueno la gente acude porque todos necesitan también detraerse y divertirse con tanta tragedia que vivimos, ojalá el gobierno permita la reapertura de casinos que sí cumplen las normas para recuperar mi trabajo”.

Fue desde finales de marzo de 2020, cuando del estado cerró casinos, bares, cantinas, gimnasios, teatros, cines, y demás negocios que hasta la fecha no pueden abrir por considerarse no esenciales, en la entidad existen al rededor de 19 salas de juego, de donde dependen miles de empleos entre meseros, operadores, limpieza, y proveedores, el cerrar sus puertas se da paso a un fuerte problema social donde todos los jóvenes del servicio se han quedado sin empleo recurren a trabajos peligrosos e inmorales. De acuerdo con el secretario general de gobierno, Luis Mesta, la próxima semana Chihuahua cambiará de color en el semáforo epidemiológico, empresarios locales han solicitado una oportunidad de reactivar la economía local.

Comentarios