‘Más personas, con necesidad de empleo’: reporte de noviembre

Dinero en imagen
https://www.dineroenimagen.com/economia/mas-personas-con-necesidad-de-empleo-reporte-de-noviembre/129680

La población con necesidad de un empleo pasó de 19 millones 468 mil a 20 millones 127 mil personas entre octubre y noviembre, es decir un aumento de 658 mil 850 personas, el primero que se registra luego seis meses de recuperación económica tras el impacto de la pandemia de la covid-19.

31.1 por ciento de la fuerza laboral fue la brecha laboral en noviembre, desde 20% previo a la pandemia

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que el aumento en esta población, llamada brecha laboral o subutilización de la mano de obra, se conformó por un incremento de 348 mil 913 personas que no tienen un trabajo, no lo buscan porque están desesperanzados, pero están dispuestos a trabajar si les ofrecen un empleo, denominados población disponible para trabajar o desempleados disfrazados.

Asimismo, también contribuyó el aumento de 501 mil 290 personas en la población subocupada, es decir, aquella con necesidad de trabajar más horas, debido generalmente a que sus ingresos actuales les son insuficientes para cubrir sus necesidades.

Estas alzas en el desempleo disfrazado y la subocupación no pudieron ser compensadas por la disminución de 191 mil 353 personas en la población desocupada abierta, es decir aquella que no tiene un empleo pero que lo busca activamente.

En términos porcentuales, la brecha laboral total pasó de 30.2 a 31.1 por ciento de la fuerza laboral potencial, es decir aquella que suma a la Población Económicamente Activa y la Población no Económicamente Activa Disponible para Trabajar.

No fueron buenas noticias las del mercado laboral en noviembre, ya que, por primera vez desde que alcanzaron su pico en la pandemia, la tasa de desempleo extendido y la brecha laboral aumentaron”, expresó en sus redes sociales el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath.

Sobre la tasa de desempleo extendida (desempleo abierto más disfrazado), pasó de 17.9 a 18.1% de la fuerza laboral potencial de octubre a noviembre. Antes de la pandemia, la tasa marcaba 12.0 por ciento.

BRECHA LABORAL
Conocida también como fuerza laboral subutilizada, suma a los desocupados abiertos, a disponibles para trabajar y a subocupados. Ha sido avalado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para medir las verdaderas necesidades de empleo que tiene un país.

EL SALDO DE LA CRISIS
Entre marzo y noviembre, es decir previo al mayor impacto de la pandemia y el dato más reciente del mercado laboral, las cifras del Inegi señalan que las personas con necesidad de un empleo pasaron de 12.668 a 20.127 millones, un incremento de 7.46 millones de personas.

En su interior, la población desocupada abierta aumentó en 733 mil personas, la población desocupada disfrazada se incrementó en 3.385 millones de personas, y la población subocupada ha tenido un alza de 3.340 millones de personas.

Con esto, durante la pandemia, la brecha laboral o subutilización de la mano de obra pasó de 20.0 a 31.1% de la fuerza laboral potencial del país.

Tras seis meses desde que inició la reapertura económica, las cifras de noviembre reflejan que el mercado laboral ha comenzado a deteriorarse, afectado por el endurecimiento de las restricciones sanitarias en algunos estados, como consecuencia del aumento en el número de contagios por covid-19. Para diciembre las condiciones epidemiológicas se han complicado aún más… Además de las afectaciones por esta situación, se espera que el efecto estacional profundice la caída de la población ocupada”, expresó Gabriela Siller, economista en Jefe de Banco Base.

Comentarios