Con disfraz de Santa, enfermera anima a sus pacientes internados por Covid-19

24horas

La enfermera rumana Ionut Ivan ha pasado los últimos nueve meses cuidando a tantos pacientes con coronavirus que ha perdido la cuenta.

Pero eso no ha atenuado su entusiasmo por traer algo de alegría festiva, disfrazarse de Papá Noel y distribuir frutas y dulces a los casi 100 pacientes con Covid-19 actualmente hospitalizados en el instituto Marius Nasta en Bucarest.

Su traje de protección es rojo y una barba blanca falsa hecha de guata está pegada a los bordes de su máscara y bata. Lleva una gorra de Papá Noel sujetada por su protector facial.

“Ho ho ho, Santa ha venido trayendo regalos, aunque en este lugar les deseo salud”, le dice a Gheorghe Iulian Butca, un paciente de 63 años en la unidad de cuidados intensivos por encima del ruido de la máquina. “Es bueno verte.”

El estado de la Unión Europea ha reportado 604,251 casos de coronavirus desde febrero y 14,766 muertes, y la pandemia ha enfocado el sistema de salud subdesarrollado de Rumania.

“Estamos al máximo de nuestra capacidad”, dijo la directora del instituto, Beatrice Mahler. “Superamos la cantidad asignada de camas COVID-19 diariamente, una situación a la que nos enfrentamos desde hace más de un mes”.

Mahler dijo que Papá Noel visita el ala de niños del hospital todos los años, pero que en 2020 se expandió a los adultos porque “necesita ofrecer una chispa de esperanza y alegría a los pacientes con COVID-19”.

Brindusa Gheorghiu, una veterinaria de 45 años que estuvo en cuidados intensivos durante casi una semana, dijo que su deseo navideño era mejorar y volver con su esposo e hijo. Pero por ahora se estaba conformando con el buen humor del enfermero Iván.

“Estamos luchando por vivir y nos sentimos mejor con él aquí”, dijo.

Comentarios