Trump en la lona: Wisconsin y Arizona certifican victoria de Biden

La Razón online

Se espera una nueva demanda

El republicano apeló al recuento en estados que fueron claves en su victoria de hace cuatro años; sigue sin reconocer el triunfo de Joe Biden.

Casi un mes después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, este lunes las autoridades de Arizona certificaron la victoria del candidato demócrata Joe Biden. Unas horas después del anuncio en Arizona, Wisconsin emuló la noticia y notifico el triunfo por más de 20 mil 500 votos.

Esto supone un duro golpe para Donald Trump, pues las victorias en ambos estados para Biden, por más de 10 mil votos en Arizona y 20 mil 500 en Wisconsin, se dan en territorios que el todavía presidente ganó hace cuatro años, lo que reduce las opciones de Trump por revertir el resultado, el cual sigue sin reconocer.

Minutos después del anuncio Trump lamentó en Twitter el anunció: “Corrupción total . Qué tristeza para nuestro país”.

Con la certificación inicia un periodo de cinco días en los cuales Trump puede presentar una demanda, la que prometió para el martes. Los abogados del mandatario apelan a que hubo fraude, sin embargo, siguen sin poder mostrar pruebas que avalen sus palabras. La jugada del presidente es anular más de 200 mil votos.

Algunos sondeos hechos en las semanas posteriores a la votación revelan que cerca del 80 por ciento de los votantes republicanos aseguran que Biden no ganó de manera lícita. Algunos medios conservadores, y el equipo legal de Trump siguen alimentando las teorías conspiratorias para reclamas un fraude y que el presidente se imponga en estados como Arizona, Georgia y Wisconsin.

El recuento de los votos no significó avance en Georgia, y las confirmaciones de Arizona y Wisconsin son otro golpe del cual parece Trump no se podrá levantar.

En dos semanas habrá una reunión del colegio electoral y Donald Trump, aunque ya dio luz verde para el inicio de los trámites para la sucesión de poderes, confía en subvertir el proceso presionando a los legislativos de los Estados a enviar a representantes que voten por él, omitiendo el voto popular, algo que es ilegal bajo las leyes estatales.

“No hay ninguna base para afirmar que hubo un fraude generalizado que haya afectado en los resultados”, manifestó Josh Kaul, fiscal general demócrata de Wisconsin.

Comentarios