Respalda Coparmex nacional Controversia Constitucional de Chihuahua vs. descoordinación federal

– Califica Gustavo de Hoyos como inaceptable la decisión autoritaria y furtiva del Gobierno Federal de abandonar la Mesa de Seguridad; analiza el organismo empresarial cómo formar parte y comparecer ante la Suprema Corte

– El federalismo no debe entenderse como una suprasubordinación, sino como un mecanismo de coordinación, señala el dirigente

El dirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo A. de Hoyos Walther, calificó de inaceptable que el Gobierno Federal se haya descoordinado de manera autoritaria y furtiva de la seguridad pública en Chihuahua.

En el marco del Foro Fiscal 2021 de la Coparmex, el dirigente respaldo al gobernador Javier Corral en la Controversia Constitucional que el Gobierno del Estado de Chihuahua interpuso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y anunció que analizan la manera en que el organismo empresarial pueda formar parte jurídicamente de la demanda.

“Decirle al gobernador que ya estamos analizando desde la Coparmex, cómo podemos apoyar y comparecer ante la Suprema Corte para ser parte de esta causa, que aunque ahora le toca enderezar al Gobierno de Chihuahua, tiene un gran precedente en los próximos años”, manifestó de Hoyos.

Al tratar el tema de la seguridad en el país, el dirigente nacional manifestó su respaldo a la Controversia Constitucional que presentó el Gobierno del Estado de Chihuahua, en razón de lo que calificó como una “infortunada decisión del Gobierno Federal de, déjeme caracterizarlo así, descoordinarse de manera autoritaria y furtiva, de las tareas de salvaguarda de la seguridad en el estado de Chihuahua”.

Añadió: “me pare que es absolutamente inaceptable que las diferencias que puedan existir en materia de políticas públicas, incluso las que pudieran existir legítimamente por las distintas expresiones partidarias de los gobiernos y de quienes los encabezan, en ningún momento pueden o deberían de conducir, a un asunto caprichoso del poder particularmente en una materia que es tan sensible”.

De Hoyos advirtió que la afectación por una decisión como esa, más que a una persona, al Ejecutivo, o a un grupo reducido con quien pueda tener algún disenso, es una afectación generalizada para la población.

Me parece, añadió, que tiene un gran precedente en los próximos años en esta y en otras materias que a final de cuentas tiene que ver no solamente con el ámbito de seguridad pública, sino en cómo se vive el federalismo, cómo se entiende y cuál es el mecanismo de coordinación y no de suprasubordinación que tiene que existir entre los distintos órdenes de gobierno.

“Simplemente, cada cual en el uso de las atribuciones y de las facultades que le competen a cada uno de estos y no entender como si estuviéramos no en una república, sino en un imperio, con una autoridad central omnipresente y que ejerce a voluntad el ejercicio del poder”, concluyó.

Comentarios