CeeDee Lamb, Zack Martin, y lo rescatable de Dallas Cowboys

Todd Archer
ESPN

Es una mala temporada de Cowboys pero hay jugadores que brindan ilusión de cara al fututo.

FRISCO, Texas – En medio de una racha de cuatro derrotas consecutivas y en camino a empatar el segundo peor récord de la era Jerry Jones (4-12 en 2015), hay algunos aspectos positivos para los Dallas Cowboys (2-7). Puede que tengas que enfocar la vista para verlos.

Antes del juego de la Semana 11 de los Cowboys contra Minnesota Vikings el domingo, veamos el lado positivo:

Los novatos han dado el paso al frente

Cuando una temporada va inesperadamente en la dirección equivocada, uno comienza inmediatamente a mirar a los jugadores más jóvenes que podrían ofrecer esperanza.

El receptor abierto CeeDee Lamb, selección global 17, y el esquinero Trevon Diggs, selección general 51, ofrecen esa esperanza. Lamb necesita tres recepciones (tiene 44) para romper la marca del equipo de atrapadas en una temporada de novato, en poder de Bob Hayes (46). Lamb, quien tiene 595 yardas recibidas, también está en camino de romper el registro de Hayes en yardas (1,003) por un novato en una temporada. Lo está haciendo con cuatro mariscales de campo titulares diferentes.

Si el mariscal de campo Dak Prescott se hubiera mantenido sano, quizás Lamb podría haber estado en la discusión del Novato del Año de la NFL. Por ahora, es un pilar clave para Dallas.

Diggs, cuya temporada está en peligro debido a una fractura en el pie que podría fuera durante cuatro a seis semanas, también es un jugador en el que los Cowboys pueden confiar. Sus dos intercepciones lideran al equipo. Ha mostrado voluntad de ser físico y el entrenador Mike McCarthy ha elogiado sus habilidades con el balón. La técnica de Diggs necesita trabajo, lo que ha jugado un papel en algunas de las grandes jugadas que no ha completado, pero los Cowboys pueden sentirse seguros sabiendo que tienen al menos un titular en la secundaria para 2021.

El recluta de tercera ronda Neville Gallimore finalmente está doblando una esquina y dando a los Cowboys algo de producción como tackle defensivo, Tuvo su mejor juego contra los Pittsburgh Steelers en la Semana 9. Tyler Biadasz, selección de cuarta ronda del equipo, inició cuatro juegos consecutivos en el centro y estaba camino de mantener el puesto por el resto de la temporada hasta que sufrió una lesión en el tendón de la corva.

¿Cuatro titulares en un draft? Eso es algo que cualquier equipo quisiera.

Zack Martin podría parecer el último hombre de pie en la línea ofensiva. Travis Frederick se retiró. La’el Collins no jugó nada esta temporada debido a una cirugía de cadera. El tackle izquierdo Tyron Smith jugó dos partidos antes de que una lesión en el cuello cerrara su temporada.

Martin, selección de primera ronda de los Cowboys en 2014, se perdió un juego debido a una conmoción cerebral, pero ha sido su yo normal y dominante, especialmente en el juego de Philadelphia contra Fletcher Cox. También cambiar y jugar de tackle derecho en el partido de Semana 3 en Seattle. Los Cowboys creen que Smith y Collins volverán a la normalidad en 2021; Biadasz tiene aspecto de titular y Martin sigue siendo Martin. Aunque el problema de lesiones recurrente de Smith es una preocupación y podría justificar una mirada a su sucesor en el draft de la NFL de abril, la línea podría no estar tan lejos como algunos piensan.

“Ves el impacto de tener a Zack Martin en lugar de no tenerlo”, dijo McCarthy. “él trae eso a su línea ofensiva. Mantiene a ese grupo unido. Definitivamente es un líder excelente. Eso me ha impresionado mucho. Su nivel de juego es extremadamente consistente y hace que los jugadores sean mejores a su alrededor… tu no entras a la NFL siendo un jugador promedio. Para mí todos son buenos jugadores, y los grandes hacen que la gente que los rodea mejores y Zack Martin definitivamente es ese tipo para nosotros”.

Los equipos especiales ayudan

Greg Zuerlein ha sido clave en las dos victorias de Dallas esta temporada. Getty
La unidad tuvo dificultades para contar hasta 11 al comienzo de la temporada. A veces, los Cowboys tenían 12 jugadores en el campo; otras veces eran 10. ¿Recuerdas los dos despejes fallados en un juego?

Pero en las últimas semanas, la unidad de equipos especiales de los Cowboys ha logrado jugadas claves.

Comencemos con el pateador Greg Zuerlein. Ha hecho 17 de 20 intentos, y los tres fallados son de 50 yardas o más. Tiene tres juegos con tres goles de campo, y ambas victorias se han producido con sus aportaciones de último segundo. Zuerlein también tiene ingeniosos intentos desde el costado, incluida la patada de salida que llevó a la victoria de Semana 2 contra los Atlanta Falcons.

Se ha asentado el equipo de regreso de patada luego de cierta incertidumbre con Tony Pollard en los despejes. El regreso de 73 yardas contra los Steelers de C.J. Goodwin en una jugada con Cedrick Wilson estuvo perfectamente preparada. El regreso de Rico Dowdle de 64 yardas contra Pittsburgh también fue bueno de ver.

El coordinador de equipos especiales de Cowboys, John Fassel, es ingenioso. A veces quizás demasiado, pero el grupo ha mejorado.

“Más práctica en el juego situacional y simplemente conocernos, conocer las fortalezas y limitaciones de nuestros jugadores y lo que creo que podemos hacer mejor es lo que he aprendido y en lo que estamos concentrados”, dijo Fassel. “Definitivamente hubo algún proceso y mucha práctica que necesitábamos y aún necesitamos. En las reuniones han estado muy concentrados. En el campo de práctica trabajan duro… soy optimista de que será aún mejor”.

Aprovechar las oportunidades
El ala cerrada de los Cowboys, Dalton Schultz, ha mejorado los totales de su carrera en los primeros nueve partidos, con 35 recepciones para 383 yardas y dos anotaciones. Logró 13 recepciones para 122 yardas en sus primeras dos temporadas.

Cuando Blake Jarwin cayó en la Semana 1 por una lesión de rodilla, Schultz intervino y ha producido. “Te hace sentir bien con el avance de la posición de ala cerrada”, dijo el vicepresidente ejecutivo Stephen Jones.

El ala defensiva Aldon Smith no jugaba desde 2015 debido a problemas fuera del campo. Aunque lidera a los Cowboys en capturas, su producción ha caído en las últimas semanas. Quizás se deba a que se está acostumbrando nuevamente a los rigores de una temporada, pero ha estado lidiando con una lesión de rodilla. El nivel de juego del ala defensiva Randy Gregory sigue subiendo. Si pudiera evitar las sanciones, las cosas irían mejor, pero constantemente ejerce presión.

Pollard está mostrando algo de explosión en el juego terrestre detrás de Ezekiel Elliott. ¿Suplantará a Elliott? No, pero aporta juego a una ofensiva que lo necesita desde la lesión de Prescott.

El tackle derecho no seleccionado Terence Steele ha comenzado todos los juegos con Collins fuera. ¿Está de titular porque se ha ganado el puesto o porque los Cowboys no tienen opciones? Ha tenido algunos momentos malos, que deberían esperarse de un jugador no reclutado, pero tal vez podría ser un tackle swing en el futuro detrás de Smith y Collins.

Comentarios