Juntos por México, la copa de las futuras estrellas del beisbol

Rodrigo Rocha
Milenio

Con una meta: ayudar a los jóvenes a alcanzar su mejor nivel para que puedan hacer una carrera en el beisbol… y de paso ponerlos en la vitrina de Grandes Ligas, ha dado inicio la Copa Juntos por México en la capital del país.

El dueño de los Diablos Rojos del México y los Guerreros de Oaxaca, Alfredo Harp Helú, es el artífice de este evento que se construye con los jóvenes de la academia que lleva su nombre, mismos que están en camino a convertirse en las futuras estrellas de la pelota nacional.

Prospectos de élite
Algunos de los peloteros que participan, de hecho, ya pertenecen a equipos de MLB, por lo que están un paso más cerca del sueño.

Para la Copa Juntos por México, cinco estuvieron contemplados en los rosters iniciales que se anunciaron el martes pasado: el shortstop Óliver Zepeda, que pertenece a los Azulejos de Toronto y juega con el equipo Daniel Fernández; el catcher Hansen López, jugador de Atléticos de Oakland y parte del equipo José Luis Sandoval; así como tres miembros del equipo Nelson Barrera: el jardinero central Carlos Pacheco, el shortstop Javier Sánchez y el pitcher abridor Óscar Valenzuela, el primero miembro de Cachorros de Chicago y los dos siguientes de Reales de Kansas City.

No obstante, hay más peloteros de esta categoría que también podrán verse en esta competición, ellos son el catcher y primera base Brandon Valenzuela, de los Padres de San Diego, y cinco serpentineros derechos: Jhoxan Alfaro, de los Mets de Nueva York; Jemir Leal, de los Reales de Kansas City; Edgar Zúñiga, de los Filis de Filadelfia; y José Ignacio Rodríguez y Hendrick Briones, ambos de los campeones Dodgers de Los Ángeles.

La experiencia, un soporte
Y no hay que olvidar a aquellos peloteros de renombre que también están o estarán presentes. Algunos, como Rigoberto Terrazas (Mets) entre otros, cuentan con una experiencia menor en el beisbol de Estados Unidos; otros, como Víctor Buelna o Esteban Bloch, ya debutaron en la Liga Mexicana. Pero hay algunos que ya tienen un mayor recorrido.

En la Copa Juntos por México también habrá peloteros que ya han llegado a lo más alto y pondrán toda esa experiencia en el diamante para ayudar en el crecimiento de los jóvenes.

Los ligamayoristas que estarán presentes en el Estadio Alfredo Harp son Roberto Osuna (quien ha jugado con Azulejos y Astros) y Ramón Urías (Orioles); ellos no se quedarán para todo el calendario de juegos, pero aprovecharán esta copa no solo para jugar un poco, sino también para motivar a los jóvenes a trabajar más.

Un caso especial será el de Jorge Cantú, un veterano que ha vestido las franelas de Rayas, Marlines, Rangers, Padres y Rojos en la Gran Carpa, y acordó ser parte del equipo Sandoval para mantenerse en actividad mientras se decide si parte a jugar con los Sultanes en la Liga del Pacífico.

Una nueva generación
Si bien la mayoría de los peloteros en la Copa Juntos por México son prospectos, los aficionados encontrarán que algunos de ellos tienen nombres conocidos, y la razón es que en este torneo participan los hijos de varias estrellas de antaño

El caso más notable se presenta en el equipo Fernández, en el cual el mánager Daniel es el manejador de Alfredo, su hijo, quien también juega el jardín central. Pero ese no es el único caso: Sergio Omar Gastélum, shortstop del equipo Ortiz, es hijo del actual mánager de los Diablos Rojos y tiene el mismo nombre que su padre; un caso similar al de Roberto Carlos Méndez, jardinero izquierdo del equipo Fernández.

El 2020 ha sido un año muy difícil para todos y particularmente para el beisbol, pero con la Copa Juntos por México el Rey de los deportes ha vuelto a la Ciudad de México y los protagonistas son la nueva generación de peloteros egresados de la Academia Alfredo Harp, una institución en la que se desarrollaron Julio Urías y Víctor González, así que esta es una gran oportunidad para ver a las futuras estrellas.

Comentarios