El mundo de los arrepentidos: jóvenes que dejaron de creer en AMLO

Por Luisa Viale
La Crónica de hoy

Una revisión a aquellos que usaban pañales cuando AMLO inició su carrera a la Presidencia y que en 2018 lo votaron masivamente.

Andrés Manuel López Obrador persiguió la presidencia arduamente durante casi dos décadas. Jóvenes que tenían entre 20 y 30 años cuando se presentaron en 2018 ante la urna, eran niños cuando AMLO empezó su cruzada política, lo hicieron su candidato y lo votaron.

Los jóvenes fueron factor para que López Obrador, por fin, portara la banda presidencial, Jorge Buendía y Javier Márquez, en la revista Nexos, exponen que este sector apreciaba poco al candidato tabasqueño de 2006 y 2012, pero en 2012 esto cambió radicalmente (https://www.nexos.com.mx/?p=43082).

Pero no todos ellos están contentos hoy en día con la decisión que tomaron aquel año.

Al platicar con este tipo de jóvenes arrepentidos y cuestionarlos sobre porqué votaron por Andrés Manuel López Obrador, en muchos casos aluden a que descubrieron apenas que las promesas de campaña no siempre se verán cumplidas y que a veces un candidato, que parece ideal, no llenará las expectativas del puesto.

Exponen que los envolvió el discurso político de un porvenir prometedor y de una democracia diferente, participativa y activa. Hoy, son detractores del mandatario.

Víctor García de 21 años de edad, es uno de los arrepentidos, es hijo de perredistas de toda la vida, universitario, y menciona que “lamentablemente no había buenas opciones por las cuales elegir. Todos los candidatos eran pésimos a excepción de Meade, sin embargo, no tenía oportunidad de ganar”.

En sus estudios de licenciatura, Víctor ha podido comprender, que en el sistema político de México hay facultades, pero también limitaciones en el cargo de Presidente, que las iniciativas de ley deben ser aprobadas por el Congreso y que eso limita la capacidad de su mandato.

Michelle Lujano es otra de estas jóvenes, tiene 24 años de edad, también es universitaria y afirma que su voto se vio influenciado por los resultados que logró AMLO en la jefatura de Gobierno capitalina: “Durante su mandato, la aprobación de la gente fue notable y llegué a considerar que sería lo mismo en su presidencia. Hoy en día me enfrento a la realidad de que tenemos un presidente incapaz de sobrellevar las problemáticas que se enfrentan”.

Los padres de Michelle son electores que apoyan a López Obrador desde hace tiempo y lo apoyaron también cuando fundó Morena.

Diego Cortés de 22 años de edad, de tercer semestre en administración, hijo de priistas arraigados, comenta que, cansado de los comentarios escuchados en las aulas universitarias, en la UNAM, señala, se suele criticar mucho al tabasqueño, pero decidió conceder su voto a algo que prometía ser diferente. “Estoy arrepentido porque me parece que le falta preparación en lo económico y en lo administrativo, no tiene visión para el desarrollo y bienestar de la ciudadanía”. Asegura que no fue más que la campaña publicitaria lo que lo llevó a otorgar su apoyo al actual presidente.

Guillermo González, de 27 años de edad, egresado de Ciencias Políticas de la UNAM, rodeado de personas con inclinación política panista, dice por su parte que “Andrés Manuel tiene una política de adoctrinamiento maravillosa, creo que es bueno en el sentido de transmitir su mensaje atrayendo a la gente por medio de una supremacía moral, brindándole una legitimidad carismática, prometiendo que cambiaría el sistema”.

Guillermo señala que eso provocó que muchos jóvenes de padres panistas y priistas votaran por él: la promesa de que se lucharía contra el sistema, contra la corrupción y de que los cambios se darían en los primeros meses de su presidencia. De hecho, el Presidente señala diariamente que esto sí está sucediendo, pero Guillermo ya no le cree.

Alberto, de 25 años, trabajador del Ayuntamiento de Tlalnepantla, pese a trabajar en un ayuntamiento morenista, expone el motivo del porqué votó por Andrés Manuel. “Desde una perspectiva más científica analicé las propuestas, los debates y perfiles de los candidatos. Quién mejor que él, que lleva 20 años buscando y acercándose al pueblo… Creo que tiene un conocimiento empírico y científico, conociendo las relaciones emitidas en las elites y cúpula del poder. Ya conoce a los actores dentro de la política. Sin embargo, trabajando dentro del mismo sistema, sé que se siguen viendo las mismas directrices. No ha cambiado nada de lo que propone la cuarta transformación”.

AMLO candidato significó para estos jóvenes la esperanza de un nuevo México, en el que las cosas cambiarían y se harían de acuerdo al deber ser, con ética en los servidores y funcionarios públicos, mejores decisiones de gobierno y optimización de los recursos financieros para el bienestar.

Han pasado un par de años y estos jóvenes viven ahora en esa mitad del país que critica a quien, luego de 20 años de intentar, logró convertirse en el Presidente de México.

Comentarios