Miguel Bosé y su ex enfrentan juicio por paternidad: ¿son hijos de ambos o no?

Leslie Carrasco
Quién

Aunque la pareja compartió casi 30 años de vida, el equipo legal del cantante defiende que los hijos que ambos tuvieron no son hermanos.

Este lunes, Miguel Bosé y Nacho Palau, quien fue su pareja por más de dos décadas, volvieron a verse cara a cara en el juzgado número 4 de Pozuelo de Alarcón, en Madrid. El motivo de su reunión fue para debatir sobre la legitimidad del parentezco del cantante español con Ivo y Telmo, hijos concebidos durante el tiempo compartido como pareja.

Miguel y Nacho tuvieron cuatro hijos durante el tiempo que fueron pareja, todos ellos gestados a través de vientres subrogados, dos de ellos son descendientes biológicos directos del cantante y los otros dos del escultor, sin embargo, este último defiende que sus hijos son hermanos legítimos pese a no tener los mismos apellidos.

Diego, Tadeo, Ivo y Telmo son dos parejas de mellizos (actualmente tienen 9 años y se llevan siete meses entre sí) que durante ocho años vivieron juntos en Madrid mientras el intérprete de Morena Mía y Palau aún compartían un proyecto de vida que, Nacho asegura, era ‘a largo plazo’.

Desde que decidió separarse de Nacho, Miguel vive en México con Diego y Tadeo.

El diario español El País entrevistó a allegados al cantante, quienes contaron que en sus planes nunca estuvo el compartir la paternidad de sus hijos con alguna pareja.

“En el fondo, de lo que se trata es de no estar sometido a nadie ni tener que contar con Nacho en nada que tenga que ver con los hijos”, dijeron las fuentes al citado medio.

En el pasado, previo a convertirse en papá, Miguel Bosé expresó que no tenía interés en tener hijos porque no estaba dispuesto a enfrentar la disputa legal posterior si existiera una separación; ahora, su mayor temor parece estarse cumpliendo, pues el escultor exige poder tomar decisiones respecto a la educación de los niños que viven con Bosé y que, ante sus ojos, también son suyos.

Confía en la justicia
Nacho Palau aseguró a la prensa a las afueras del juzgado que aunque el juicio había sido tenso, confía en que los jueces tomen la mejor decisión para los niños y agregó que ha sentido el respaldo de muchas personas, aunque lamenta tener la atención por un hecho lamentable.

“He recibido muchos mensajes, la mayoría de apoyo, pero no me gusta todo lo que está pasando incluso si es bueno para mí”, dijo.

Aunque se rumoró que Miguel Bosé se había ofrecido a pagarle un departamento en México y a ayudarlo a buscar trabajo en este país, el equipo legal del cantante desmintió esta versión.

La mamá y la hermana de Nacho, así como la periodista María Eugenia Yagüe, fungieron como testigos del proyecto familiar que Miguel y Nacho compartieron durante 26 años.

Aseguraron que ambos iniciaron el proceso de fecundación de vientres subrogados porque tenían la intención de que los mellizos nacieran la mismo tiempo, sin embargo, las circunstancias llevaron a que existieran algunos meses de diferencia.

Comentarios