FMI: Bienio 2020-2021 será “muy malo” para economía mexicana

Por: IVONNE MARTÍNEZ

Recordó contracción del 9%

El organismo internacional perfiló su estimación pese a la recuperación de los sectores manufactureros y automotriz y el envío de remesas; recordó afectaciones por COVID-19.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó que el bienio 2020-2021 será un periodo “muy malo” para la economía mexicana, a pesar del beneficio que ya recibe de la recuperación del sector manufacturo, del automotriz y de las remesas, ya que es uno de los países de América Latina más afectados por el impacto de la pandemia de COVID-19.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner Wainfeld, recordó que el organismo internacional proyecta para México una contracción económica de 9 por ciento este año y un crecimiento de 3.5 por ciento en 2021, datos recientemente mejorados hace unos días respecto al desplome de 10.5 por ciento y el avance de 2 por ciento previsto en junio pasado.

En videoconferencia sobre las recientes perspectivas económicas regionales para América Latina y el Caribe, recordó que con esta contracción de 9 por ciento en 2020 será una de las economías más afectadas de la región.

“Y eso tomando en cuenta que, en el margen, México se está beneficiando ya de la recuperación del sector manufacturero en Estados Unidos, de la recuperación de las ventas de automóviles y también de la recuperación de las remesas”.

Así, aún con estos factores que deberían ayudar a la economía mexicana y que contribuyeron a que el FMI revisara ligeramente al alza la caída esperada para este año, “claramente una contracción de 9 por ciento y una recuperación de 3.5 por ciento va a hacer que el bienio 2020-2021 sea un periodo muy malo para la economía mexicana”.

Ratificó la reciente recomendación de un equipo del FMI que visitó virtualmente México, el cual mencionó la necesidad de una reforma tributaria futura, así como apoyar un estímulo fiscal presente más agresivo, de más puntos del PIB, para apoyar a las familias y al sector empresarial, al tiempo de garantizar la sostenibilidad fiscal, como lo ha hecho por muchos años.

“La discusión de una futura reforma tributaria anclaría muy bien las expectativas de sostenibilidad fiscal”, subrayó el exsecretario de Hacienda de México, al precisar que aún sin esta reforma tributaria futura, hay muchas alternativas para que México siga teniendo unas cuentas fiscales sanas.

“Lo que nuestro equipo dijo es que ellos creen que la mejor combinación para la economía mexicana sería un estímulo fiscal actual y una reforma tributaria futura”, comentó el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Además, que esa reforma tributaria logre dos objetivos: mandar una señal clara de fortaleza y sostenibilidad de las finanzas públicas en México y que también fortalezca la posición del gobierno para implementar políticas sociales más fuertes, para que las finanzas públicas se vuelvan más redistributivas.

“Si no se llega a implementar este tipo de políticas, haya una multiplicidad otras políticas que pueden seguir manteniendo la salud de las finanzas públicas.

“Sin embargo, el equipo que visitó México creía que esta era una combinación que, en su opinión, es la más adecuada para la economía mexicana”, añadió Wener Wainfeld.

Comentarios