La 4T tiene su primer encontronazo con la realidad electoral

La Crónica de hoy

En Coahuila el PRI luce impecable, con candidatos netamente priistas, sin alianzas, mitad hombres y mitad mujeres, apalea al movimiento político del Presidente.

Todo apunta, en el inicio de la noche dominical, a que la Cuarta Transformación se ha topado de frente con una realidad que no esperaba. En Coahuila, la gestión del priista Riquelme es, cuando menos al bote pronto, responsable de que los 19 distritos para legisladores locales estén en manos del PRI. Morena es, ciertamente el partido en ascenso, a costa del PAN y del PRD, pero su presencia en el congreso resultará difícil y la mayoría les pasará por encima cada vez que haga falta.

Es decir, Morena recibirá en Coahuila las dosis de ninguneo que los morenistas brindan diariamente a la oposición a nivel federal.

Además, el PRI en Coahuila se lanzó al ruedo electoral con 8 mujeres y 8 hombres como candidatos a las diputaciones, es decir, en respeto absoluto a la equidad de género. Tendrá mayoría absoluta.

En Hidalgo el escenario es otro, cuna de un priismo que lucho continuamente por la Presidencia de la República desde la época del partido único, ahora los tricolores tienen la posibilidad de presumir que “sin alianzas”, están contendiendo como el trabuco que fueron a nivel nacional en otros tiempos.

Se “obtienen buenos resultados” en Hidalgo, señaló en la noche la comunicación oficial que señaló que todos los candidatos son priistas hechos y derechos. Nada de alianzas ni de importaciones desde otros partidos.

Morena de Hidalgo, vive inmerso aún en los problemas internos, lo que frenó probablemente su efectividad.

No obstante, una joya electoral, Pachuca, aún está en disputa, se señala en los pasillos de las sedes estatales morenistas y tricolores.

Comentarios