Por buscar fama y reconocimiento, jóvenes son víctimas de cada reto viral peligroso

Por: KAREN RODRÍGUEZ
La Razón

Con tal de tener más seguidores, lo niños y adolescentes se enganchan en juegos mortales; cientos de menores de edad han muerto por cumplir algún reto viral.

Isaiah era un joven risueño y bromista que vivía en Texas con su familia. A 500 kilómetros de ahí vivía Chloe, una chica cuyo sueño era convertirse en abogada. Mientras que, al otro lado del mundo, en Italia, se encontraba un niño de 11 años con una gran pasión por el futbol. Los tres tenían un futuro prometedor, pero éste se vio truncado cuando se engancharon en un peligroso reto viral que los llevaron a quitarse la vida de una manera trágica.

Ahora Isaiah, Chloe y el pequeño italiano son parte de los más de 130 niños y jóvenes de los que se tiene registro, que murieron víctimas de los desafíos como “Ballena azul”, “Benadryl challenge” y “Jonathan Galindo”, entre otros.

Sin embargo, surge una duda ¿por qué los niños y adolescentes terminan aceptando ser parte de un reto viral? De acuerdo con el oficial Eduardo Portillo Montaño de la Policía Cibernética Preventiva de la Ciudad de México, el problema radica en que los usuarios jóvenes no pueden discernir entre la información verdadera y falsa de Internet.

Así como la errónea creencia de que tener más seguidores en las redes sociales equivale a ser más popular o hasta famoso, por lo que terminan aceptando gente desconocida como “amigos” que los invitan a unirse a los desafíos.

“Ellos tienen un mal concepto o una mala percepción y creen que las personas que tienen más amigos o seguidores son más populares, se vuelven virales y pueden llegar hasta ser famosos y lo único que están provocando es que sean vulnerables y se vuelven víctimas, porque agregan a todos. Tienen muchos seguidores, pero no sabemos en verdad quien los está siguiendo”, señaló el oficial Portillo Montaño en entrevista con La Razón.

En ese sentido, la doctora Marisela Alvarado, líder regional de bienestar y consejería de la región Ciudad de México, del Tec de Monterrey, señala que los retos virales tienen que ver con el reconocimiento que buscan los jóvenes en Internet.

“Es por un tema de reconocimiento, por los seguidores, por provocar… casi como un personaje artístico que quiere ocupar un lugar, porque pareciera que si no ocupo un lugar en las redes no ocupo un lugar en el mundo”, dijo la especialista en entrevista.

Los jóvenes han hecho las redes sociales un espacio vital para ellos, tal es así que han compartido hasta sus últimos momentos de vida en el Internet.

Cuando Isaiah decidió quitarse la vida cumpliendo el reto de la “ballena azul” -consiste en realizar actividades impuestas por un “maestro” anónimo durante 50 días y al final del desafío suidarse- entró a un armario de su casa y ahí se colgó, pero antes instaló un teléfono celular frente a él para transmitir todo lo que ocurrió en ese momento.

De acuerdo con algunos medios locales de Texas, el joven hizo un live en Facebook, sin embargo, hasta ahora se desconoce si realmente fue en dicha plataforma en donde realizó el enlace.

Mientras que Chloe también murió frente a la cámara, pero ella por grabar un video para TikTok. La chica originaria de Oklahoma realizó el “Benadryl Challenge” que consiste en ingerir una gran cantidad del medicamento que se usa para tratar resfriados y alergias, con el fin de experimentar alucinaciones y captar las reacciones mientras éstas ocurren.

Chloe se desmayó frente a sus seguidores y para cuando sus padres se dieron cuenta de lo que ocurrió llamaron a los servicios de emergencia, pero fue muy tarde, ella ya había muerto por sobredosis.

Comentarios