Exjugador del Real Madrid confiesa cargos de pornografía infantil

El Financiero

Christoph Metzelder es acusado por un tribunal alemán de haber sido propietario de 297 archivos con contenido pornográfico infantil y juvenil, según ‘Der Spiegel’.

El exjugador del Real Madrid, el alemán Christoph Metzelder, confesó a un tribunal de Düsseldorf en el caso de posesión y distribución de pornografía infantil por el que está siendo investigado, de acuerdo con información de la revista Der Spiegel.

Según el medio alemán, los investigadores acusan a Metzelder de haber sido propietario de 297 archivos con contenido pornográfico infantil y juvenil. También se dice que envió 29 archivos de imagen y video correspondientes a través de WhatsApp a tres mujeres entre julio y septiembre del año pasado.

El exfutbolista jugó en el Borussia Dortmund, Real Madrid, Schalke 04 y la selección alemana, con la que disputó dos mundiales. En estos momentos, el exzaguero alemán ha vivido un momento terrible por esta grave acusación.

De acuerdo con información del diario alemán Bild, Metzelder fue denunciado por su expareja ante las autoridades. Al alemán le fue incautado su celular y su computadora personal para continuar con las investigaciones que teóricamente lo conectarían con dichas acusaciones.

La Policía alemana le pidió al exjugador de 38 años de edad que los acompañara a su domicilio cuando este se encontraba en la escuela deportiva Hennef, en Hamburgo, realizando el curso de entrenador, según Bild.

La fiscalía de Düsseldorf lleva casi un año tomando medidas contra Christoph Metzelder; ahora, según sus propias declaraciones, la autoridad ha presentado cargos contra el exfutbolista profesional.

Según Der Spiegel, se le acusa de poseer material de imagen en el que se abusa de niños; se dice que también que lo ha proporcionado a terceros.

La decisión del tribunal administrativo no indica si admitió todos los hechos alegados o solo parte de ellos. Ni el fiscal ni el juzgado local explicaron qué incluía la confesión de Metzelder a solicitud de Der Spiegel.

Comentarios