Murió Tom Seaver; el brazo milagroso

Adrenalina
https://www.excelsior.com.mx/adrenalina/murio-tom-seaver-el-brazo-milagroso/1403572

El legendario lanzador, quien inspiró a los Mets campeones en 1969, falleció a los 75 años.

Tom Seaver, el pit­cher y líder motivador de los Mi­lagrosos Mets que conquistaron la Serie Mundial de 1969, ha fallecido. Tenía 75 años.

El Salón de la Fama informó que Seaver murió el lunes, debido a complicaciones de una demen­cia con cuerpos de Lewy y tras contraer covid-19. Seaver, quien simbolizó el ascenso de los equi­pos de expansión durante una era de cambio radical para el beisbol, pasó sus últimos años en Calisto­ga, California.

En marzo de 2019, su familia anunció que al expelotero se le ha­bía diagnosticado demencia, por lo que se retiraría de la vida pública.

Tres veces ganador del premio Cy Young de la Liga Nacional, Seaver siguió trabajando en los viñedos que llevaban su apellido y que fundó junto a su esposa Nancy.

Siempre será el corazón y el alma de los Mets, el estándar al que todos los Mets aspiran”, co­mentó Mike Piazza, exreceptor de Nueva York y miembro del Salón de la Fama.

Apodado Terrific y The Francise, Seaver logró cinco temporadas con al menos 20 triunfos. En 1967, se llevó el premio al Novato del Año de la Liga Nacional.

Durante una carrera que abarcó de 1967 al 86, ostentó una foja de 311-205, con una efectividad de 2.86 y 3.650 ponches, así como 61 blanqueadas. Apareció cons­tantemente en las portadas de las revistas y en otros medios.

Fue comentarista de la NBC y la ABC durante los juegos, inclu­so cuando era pelotero en activo.

Tom Seaver arrasó en la votación para el Salón de la Fama con el 98.84 por ciento de los votos en 1992.

Se le eligió al Salón de la Fama en 1992, cuando apareció en 425 de las 430 papeletas, un 98.84% que estableció entonces un récord. Su marca fue superada en 2016 por Ken Griffey Jr. y de nuevo en 2019, cuando el panameño Mariano Rivera se convirtió en el primer pelotero de la historia elegido por unanimidad, así como en 2020, cuando Derek Jeter se quedó a un voto de repetir la proeza.

Su placa en Cooperstown lo elogia como un “pitcher podero­so que ayudó a transformar a los Mets de Nueva York, de adorables perdedores en rivales formidables”.

Seaver lanzó para los Mets de 1967 a 1977, cuando fue cedido en canje a Cincinnati tras una disputa pública con el presidente del club M. Donald Grant.

¿Mi mayor decepción? Marchar­me de los Mets la primera vez y las dificultades que tuve con la misma gente que llevó a esto”, dijo Seaver en 1992, antes de su exaltación al recinto de Cooperstown. “Pero ahora miro atrás de una manera positiva. Esto me dio la oportunidad de tra­bajar en zonas diferentes del país”.

Lanzó su único juego sin hit ju­gando con los Rojos, en junio de 1978, frente a San Luis. Otro canje lo puso de vuelta en Nueva York tras la temporada de 1982.

Comentarios