Michelle Obama hace añicos a Trump en el arranque de la convención demócrata

La vanguardia

seguramente no está para fiestas. Ni los delegados bailaron esta vez la Macarena ni hubo aplausos o risas espontáneas en respuesta a los discursos, y si alguien bostezó lo hizo en la intimidad de su casa, pero el Partido Demócrata de Estados Unidos salió airoso anteanoche del reto de transformar un rito político multitudinario en una convención virtual más propia de la pandemia que vivimos con algunos destellos de emoción traspasando la pantalla.

De la mano de la actriz texana Eva Longoria, la convocatoria resultó en un híbrido entre un largo spot de campaña y megavideoconferencia colectiva que arrancó con decenas de niños cantando –solos, cada uno en su pantalla, pero unidos por la tecnología– el himno del país. Durante dos horas, diferentes figuras políticas y ciudadanos de a pie defendieron que Joe Biden es el mejor candidato para sacar a Donald Trumpde la Casa Blanca en noviembre. La receta, una mezcla de discursos políticos y actuaciones musicales pregrabadas, intervenciones en directo y vídeos caseros de votantes, tanto demócratas como republicanos críticos con el presidente o arrepentidos por haberle apoyado.

Comentarios