Senadores prohibirían venta de comida chatarra y bebidas azucaradas a niños de todo el país

Por Alejandro Páez
La Crónica de hoy

El presidente de la comisión de Hacienda del Senado, Alejandro Armenta, propuso aumentar de 1.26 a 3.26 pesos y de 8 a 20 por ciento el IEPS que aplica actualmente para cada litro de refresco y a los alimentos “chatarra”, respectivamente.

Una vez que se aprobó en Oaxaca, ahora senadores de Morena y del PAN buscan prohibir en todo el país la venta en autoservicios, tiendas y misceláneas, de alimentos empaquetados de alto contenido calórico y de bebidas azucaradas a menores de edad, o bien, aumentarle los impuestos a refrescos y alimentos “chatarras” para inhibir su consumo.

El presidente de la comisión de Hacienda del Senado, Alejandro Armenta, propuso aumentar de 1.26 a 3.26 pesos y de 8 a 20 por ciento el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que aplica actualmente para cada litro de refresco y a los alimentos “chatarra”, respectivamente.

Por otra parte, Raúl Paz Alonzo, senador por el PAN, presentó otra iniciativa a la Permanente donde se busca prohibir la publicidad actual de alimentos empaquetados de alto contenido calórico y de bebidas azucaradas, a fin de apoyar la nutrición infantil ante el coronavirus.

Prohíbe a las campañas publicitarias asociar estos productos con ideas o imágenes de mayor éxito en la vida afectiva y sexualidad de las personas, o hacer exaltación de prestigio social, virilidad o femineidad. “Tampoco con actividades creativas, deportivas, del hogar o del trabajo, ni emplear imperativos que induzcan directamente a su consumo”, establece.

Además, plantea prohibir a las tiendas de autoservicio abarrotes y a las misceláneas el comercio, distribución, donación, regalo, venta y suministro de alimentos empaquetados de alto contenido calórico y de bebidas azucaradas a menores de edad.

“No se permitirá colocar los productos en sitios estratégicos que induzcan a su consumo. Tampoco el comercio, distribución, donación, regalo, venta en instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior”, agrega.

Tampoco podrán venderse en distribuidores automáticos o máquinas expendedoras instaladas en centros deportivos y en instituciones educativas públicas y privadas.

A través de dos diferentes iniciativas, ambos senadores van contra la venta y distribución de la llamada “comida chatarra” pero en todo el país.

La propuesta del presidente de la Comisión de Hacienda, Alejandro Armenta, modifica la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) con base en un estudio elaborado por el Instituto de Investigación de Florida, “ingerir cotidianamente comida rica en calorías y grasas genera una adicción similar a la que causan la cocaína y la heroína”.

De acuerdo con la encuesta “Hábitos Alimenticios en México” de la empresa en investigación de mercados Mercawise, más del 50 por ciento de las personas acostumbra comer alimentos “chatarra” varias veces por semana y 13 por ciento todos los días.

Recuerda que en cuanto al consumo de refresco, 82 por ciento de los encuestados bebe al menos uno a la semana y 11 por ciento lo toma varias veces al día.

De enero a mayo de este año, según el senador, el volumen de ventas de bebidas saborizadas en México ascendió a 9,220 millones de litros, 1.37 por ciento más con relación al mismo periodo de 2019. Señala que las bebidas azucaradas son responsables de más de 24 mil muertes al año.

En la exposición de motivos de la iniciativa, Armenta señala que el abuso de alimentos “chatarra” es uno de los principales factores causantes del sobrepeso y la obesidad, pues su fuente es rica en grasas, sodio y azúcares.

Recuerda que, según cifras de la UNICEF, en la actualidad México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y segundo en adultos.

Comentarios