Kamala Harris cambia el panorama electoral en Estados Unidos

DW actualidad

El demócrata Joe Biden presentó a la mujer que luchará a su lado en las elecciones presidenciales de EE.UU. el 3 de noviembre: Kamala Harris podría atraer los votos de las minorías, que son cada vez más importantes.

La elección de Kamala Harris como candidata a vicepresidenta en Estados Unidos es histórica para este país. Se trata de la primera mujer negra en esta candidatura y, además, de la primera de origen asiático. Su padre es de Jamaica, su madre de la India. No es una cara nueva en el campo político, sobre todo no para los demócratas: Harris fue senadora por California y logró ser la primera mujer fiscal general del mismo estado.

Es una movida estratégica inteligente por parte del candidato a la presidencia, Joe Biden, opinan varios corresponsales políticos en el país, que ven en Harris a una mujer que apoya el creciente movimiento de Black Lives Matter (BLM) así como a una persona que también “podría ganar las simpatías de la juventud y de quienes apoyaban originalmente a los candidatos de izquierda, como ser Bernie Sanders o Elizabeth Warren”, dice el corresponsal político del New York Times Alexander Burns. “Un público al que Joe Biden no hubiese podido atraer por no tener el historial ni la biografía de Kamala Harris.”

Pero, además, con 32 millones de electores de origen hispano, el voto latino se ha convertido en uno de los más importantes en las elecciones de Estados Unidos y es el más importante entre las minorías estadounidenses, incluso por encima de los votantes afroamericanos, que suman unos 30 millones de electores, según un estudio del Pew Research Center.

Reacciones contrapuestas

Tal como se presenta la actual situación en EEUU, también las reacciones ante esta elección estuvieron marcadas por la polarización en el país. El ex presidente Barack Obama publicaba en Twitter que Harris es “la candidata ideal. Es un buen día para nuestro país, ahora ganemos esto.”También importantes representates del sector hispano se mostraban positivos: “Será una vicepresidenta fantástica, es una persona brillante” escribe la organización Voto Latino. Una de las lideresas de origen latino más renombradas del país, la congresista Michelle Lujan-Grisham, escribía: “Es hora de reconstruir nuestro país, incluso mejor que antes. Es hora de tomar la Casa Blanca con Joe Biden y Kamala Harris”.

Por otro lado, el presidente Donald Trump califica a Kamala Harris de “falsa” y advierte frente a las cámaras que “es una radical de izquierda” que pretende debilitar al sector militar. Esto, pese a que tanto Trump como su hija Ivanka donaron dinero en dos ocasiones a la campaña de Harris, cuando esta postulaba como fiscal general en California.

En general serán unas elecciones marcadas por una creciente tasa de electores registrados que pertenecen a las minorías étnicas del país. La minoría asiática es incluso la que más rápido está creciendo, según el Pew Research Center. Mientras en el año 2000 eran 4,6 millones los electores de origen asiático, ahora son más de 11 millones. Ante este panorama, la nominación de una mujer que también tiene origen indio podría ser una sabia elección.

Una elección que además podría terminar siendo más importante de lo que indica el prefijo “vice”, dado que el candidato a la presidencia, Joe Biden, de 77 años de edad, ya se ha referido a sí mismo en repetidas ocasiones como un presidente “transitorio”, con lo que su “vice” podría llegar a ser la primera presidenta de Estados Unidos en algún momento no muy lejano.

Comentarios