El narco recluta a pilotos con ofertas de sueldos hasta 200 veces más altos que una aerolínea

Por Cristóbal Martínez

Los reclutadores de los cárteles utilizan las redes sociales y bolsas de trabajo para llegar a pilotos que operen aeronaves que al final terminarán incendiadas al cumplir la misión: ingresar la droga.

A la hora de reclutar profesionales a su servicio, el narco en México promete salarios que ni en sueños ganarían en el mercado laboral lícito y menos en un día.

Tal es el caso de los pilotos aviadores, a quienes los narcotraficantes ofrecen por un solo vuelo un salario de hasta USD 180,000 (unos 4 millones de pesos).

La suma contrasta con lo que un piloto joven de una aerolínea comercial percibe al mes: 18,000 pesos, es decir, 222 veces menos que lo prometido por la delincuencia organizada, según pudo constatar Infobae México.

Los anuncios de las ofertas laborales vinculadas al crimen organizado se hacen en bolsas de trabajo como cualquier otro anuncio de empleo.

“Empresario solicita: 4 pilotos y copilotos. Al piloto se le paga 180 mil dólares por vuelo. Al copiloto 120 mil dólares por vuelo. Contratación inmediata. Son viajes a Venezuela y/o Panamá, están allá nada más una hora, el mismo día van y regresan. Solamente llevan dos o tres personas familiares de quien contrata. Regresan con carga. Salen de Monterrey, Celaya, Tabasco, Toluca. Se les paga el vuelo de donde estén, a Monterrey”, se lee en el anuncio compartido a Infobae México por un piloto.

El anuncio fue colocado en el sitio de internet recolocate.com.

“Son sueldos que se me hace muy altos, tal vez sea sólo para enganchar, supongo que no les cumplen”, dijo el piloto que pidió el anonimato.

Los reclutadores de los criminales usan también las redes sociales para rastrear a los pilotos que operen el tipo de aeronaves que utilizan para movilizar sus mercancías, relata el periodista Carlos Loret de Mola.

Con los #hashtags de modelos de aviones concretos como #LearJet, #Hawker, #Cessna buscan llegar a los profesionales que sepan maniobrar esas aeronaves y hacerles la oferta.

También hay comisiones de USD 10,000 a quienes ayuden a conectar a pilotos y copilotos que se animen a aceptar la oferta.

“Muchas veces te ponen aviones viejos, casi inservibles, que en el mercado casi se venden por tonelada, y te piden que los aterrices en carreteras, en caminos rurales, en milpas aplanadas… así que si no te mata el gobierno o te matan los narcos porque no quieren testigos, te matas en el avión”, dijo a Loret de Mola un piloto que rechazó una oferta del narco.

“Tienen el mismo modus operandi: aterrizan en carreteras y queman los aviones”, expresa el aviador.

Apenas el 5 de julio pasado un narcoavión que presuntamente transportaba drogas se incendió al aterrizar en una carretera de Quintana Roo, al sureste de México, luego de una persecución por aviones del Ejército.

“Una aeronave ilícita en espacio aéreo mexicano, procedente de Sudamérica, por lo que se desplegaron aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana y se activaron las fuerzas de reacción helitransportada y terrestre, con el fin de realizar el seguimiento”, informó la Secretaría (ministerio) de la Defensa Nacional.

Luego, el Ejército localizó la aeronave aterrizada e incendiada en una carretera del municipio de Felipe Carrillo Puerto.

Por aire, utilizan naves que van desde avionetas antiguas de USD 50,000 que son abandonadas al momento de aterrizar o aeronaves que pueden volar sin parar desde Colombia a México.

“Se conocen como aviones de alta performance o velocidad, gran capacidad de carga y autonomía”, dice el elemento de la Fuerza Aérea.

Esas aeronaves vuelan sin recargar combustible 8 horas continuas, son modificadas para ello y su velocidad les facilita recorrer los 3,600 kilómetros entre Colombia y México, dice la fuente.

Comentarios