Lucha contra el poder.

Por. Valeria Jorge
Correo: valeriajorgenu@hotmail.com
A lo largo de la historia hemos presenciado un fenómeno que existe desde siempre y existe en todo el mundo, me refiero al abuso de autoridad.
Cuando una persona llega a tener cierto grado de “poder” es muy fácil corromperse, creer que lo sabemos todo y que por el simple hecho de estar en una posición de autoridad frente a otra persona automáticamente hace menos a ésta persona, es como si se borrara la memoria y no pudiésemos recordar que alguna vez estuvimos abajo, que nadie nace sabiendo todo y que para poder llegar al lugar donde hoy estamos tuvimos que empezar desde cero.
Esta situación que no solo se presenta en grandes líderes como políticos o gobernantes, también sucede entre un maestro con sus alumnos, un supervisor y un trabajador, ente muchos otros ejemplos.
En México existe la cultura de ser agachones, porque crecimos viendo que a quién se enfrenta las figuras de autoridad y les muestra sus inconformidades, recibe a cambio represalias, maltrato, burlas, entre muchas otras cosas.
La pregunta sería, ¿Por qué creen que pueden comportarse de esa manera? Simple, porque se los permitimos. Si no tuviéramos tanto miedo de hacerles ver lo que está mal, de levantar la voz y de no permitir que se presenten injusticias, puedo asegurar que las cosas serían diferentes. Desde luego no digo que sea fácil, ninguna lucha por justicia ha sido fácil, pero estoy convencida que tampoco se ha logrado nada con el miedo.
Contra el abuso de autoridad venimos luchando desde siempre y muy probablemente siempre va a existir, pero en la medida que nos demos cuenta de la importancia de exigir justicia y que cada vez existan menos personas que permitan que abusen de ellos, creo que algún día veremos un cambio favorable.

Comentarios