La industria del entretenimiento mexicana es racista: Kalimba

Por: RAÚL CAMPOS
La Razón

Promociona “Una canción así (Remix)”

El cantante afirma que a los morenos únicamente se les dan papeles de criminales o sirvientes en las producciones; prepara un disco de pop urbano, el cual “es música negra y está en mi sangre”.

En medio de las protestas raciales que sacuden al mundo, Kalimba lamenta que en la industria nacional del entretenimiento exista un marcado racismo hacia el sector conformado por personas de raza negra, de pueblos originarios o de piel morena.

“A mí, hasta cierto punto, me ha beneficiado ser negro, porque hay tan pocos que tengo menos competencia; además, si quiero hacer funk, jazz, blues, urbano, bailar, brincar o cualquier cosa que se me ocurra me lo van a creer, pues van a decir ‘es negro y eso hace’”, apuntó el cantante y actor de ascendencia afromexicana.

“Pero ¿cuántos galanes de telenovela has visto que sean negros, prietos o morenos en tu vida? Ese es el racismo que realmente hay en la industria y en el país: es decirle a una comunidad, que representa la mayor parte de la población, que no son los más bellos del mundo, que no pueden ser los héroes y ni aspirar a ser el guapo de su barrio, ni de su casa ni de su vida”, lamentó Kalimba.

El intérprete de “Tocando fondo” recordó a su tía, la actriz Julia Marichal, a quien en una telenovela le dieron el papel de bruja de Catemaco, “porque era negra; nunca vas a ver que un afro o un moreno salga de algo que no es el sirviente o el criminal.

“Y cuando tuvimos a una protagonista no blanca hace un par de años, con Yalitza y su trabajo en Roma, hubo gente que se enorgulleció, pero mucha otra reaccionó con dudas y odio”, apuntó.

Por este motivo, Kalimba se mostró en favor de levantar la voz en contra del racismo “lo más fuerte posible”, pero desaprobó todo acto de violencia, razón por la cual se unió a la iniciativa #BlackOutTuesday, con la que artistas de todo el mundo mostraron su luto parando actividades.

Racismo, para mí, no es que alguien en la calle me diga negro, sino que me violenten, no me quisieran contratar, atender en un hospital o me den menos derechos por mi color de piel

Kalimba, Cantante
“México no puede sumarse a las protestas raciales haciendo un paro pacífico; eso jamás va a pasar, pues no lo sabemos hacer y no ha habido una sola marcha que sea así. Hasta que no empecemos a educarnos y culturizarnos, aquello no va a cambiar; cuando nos cansemos de ser ignorantes y queramos saber más como individuos, tendremos la capacidad de hacer un debate y manifestaciones pacíficas”, comentó.

PROYECTOS CONGELADOS. Acualmente, Kalimba promociona su sencillo “Una canción así (Remix)”, colaboración que hace con Juan Magán y Akapellah, y con el cual adelanta a sus fanáticos lo que hará en su próximo disco, que será de “pop urbano”, ritmo que describe como “música negra, razón por la cual está en mi sangre y en mis raíces”.

Afirmó que el lanzamiento de este nuevo material, aún sin título, dependerá de cómo cambie la situación de la pandemia de coronavirus. “No queremos sacarlo en un momento en el que no podamos hacerle la promoción que esperamos y cuando además no sea posible hacer conciertos; tendremos que acoplarnos a cómo evolucione el mundo.

“Si en cuatro meses hay la posibilidad, empezaremos con los videos, se hará la promoción del disco y seguramente al terminar el primer trimestre del otro año estaremos lanzando la gira nueva”, pronosticó el músico.

El álbum tendrá entre 10 y 11 canciones, que serán de pop urbano, decisión que el cantante tomó ya que se define como un artista “popular, y lo pop de hoy es lo urbano; creo que es en donde tengo que estar. Yo me muevo con la ola y quiero seguir manteniéndome en el gusto del público; además disfruto mucho del género”, aseguró.

Kalimba adelantó que la producción será melódica, tendrá bases urbanas bailables y que sus fans lo podrán escuchar rapear, “lo cual no es nada nuevo pues lo hice desde OV7”. También adelantó que, cuando sea posible, reanudará su gira con dicha agrupación.

El dato: Tras su entrada a Onda Vaselina en 1989, el cantante estuvo año y medio en el grupo; posteriormente se dedicó siete años al cine y al doblaje: prestó su voz a Simba en El Rey León, de 1994.

Comentarios