Médicos mexicanos consideran un agravio y manifiestan su indignación por la contratación de personal sanitario de Cuba

López-Dóriga
Digital

Médicos mexicanos consideran un agravio y manifiestan su indignación por la contratación de personal sanitario de Cuba.

Indignados, médicos mexicanos consideran un agravio y manifiestan su indignación por la contratación de personal de salud procedente de Cuba por parte de Claudia Sheinbaum.

Al menos 12 asociaciones, colegios y federaciones de médicos expresaron su profunda desaprobación y enérgica protesta por las llegada de 585 médicos y enfermeras procedentes de Cuba.

De acuerdo a un comunicado, esto se realizó en el marco del decreto “publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 24-04- 2020, en el artículo 3° en el que se establecen las facultades para contratar personal profesional de la salud con formación en el extranjero, exclusivamente por el tiempo que dure la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV-2, debido a lo cual se estableció entre el gobierno de México y el de Cuba, signado por el Instituto de salud para el Bienestar (INSABI), la Secretaria de Administración y Finanzas, así como la Secretaria de Salud de la Ciudad de México, arribaron a nuestro país 585 médicos y enfermeras procedentes de Cuba, representando un desembolso de más de 6.2 millones de dólares”.

Señalaron que esto representa una falta grave contra los profesionales de la salud.

Los médicos denunciaron que han sido relegados, privilegiando a médicos extranjeros.

Es una injusticia privilegiar a los extranjeros sobre los médicos mexicanos, que cumplimos, con todos los requisitos establecidos por la Ley de Profesiones y la Ley General de Salud”, destacaron en un comunicado.

Afirmaron que la intervención de médicos y enfermeras cubanas no ha representado ningún beneficio para la atención del pueblo mexicano.

Derivado de lo anteriormente expuesto, resulta un agravio para el gremio médico mexicano, toda vez que estos médicos extranjeros no reúnen las competencias requeridas, no tienen funciones debidamente especificadas, no cuentan con los requisitos establecidos por las leyes vigentes, así como carecen del aval de los colegios de profesionistas. Su intervención no ha representado ningún beneficio para la atención de nuestra población y sí es una grave falta de equidad para los médicos de nuestro país”.

Comentarios