El peso se desploma 4.07% por temores a lenta recuperación global; dólar cierra en 22.63 unidades

José Antonio Rivera
El Economista

Además, la moneda mexicana fue golpeada por el desempeño del petróleo y el dato sobre la caída de la actividad industrial local que, durante el mes de abril tocó su peor nivel en casi 24 años, como uno de los sectores más golpeados durante el confinamiento para contener la propagación del coronavirus.

El peso mexicano se desplomó este jueves en línea con otras divisas de la región. El mercado cambiario reflejó los efectos de un fortalecimiento generalizado del dólar debido a las nuevas proyecciones económicas de la Reserva Federal (Fed), que opacaron las expectativas de una pronta recuperación global.

Además, la moneda mexicana fue golpeada por el desempeño del petróleo y el dato sobre la caída de la actividad industrial local que, durante el mes de abril tocó su peor nivel en casi 24 años, como uno de los sectores más golpeados durante el confinamiento para contener la propagación del coronavirus.

El tipo de cambio cerró la jornada con un nivel de 22.6320 unidades por dólar frente al dato de 21.7460 unidades por billete verde, con datos oficiales del Banco de México (Banxico). El movimiento en la cotización dejó una pérdida para el peso de 88.60 centavos, que equivalen a una caída 4.07 por ciento.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo ayer que las tasas de interés en Estados Unidos se mantendrán en 0% por lo menos hasta finales de 2020. Esta declaración y su expectativa de que “tomará años regresar a un mercado laboral sólido como el de antes de la pandemia” elevaron la aversión al riesgo.

En México, el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) se ubicó en un nivel de 73.22 unidades en abril, lo que implicó una caída de 25.1% sólo en un mes, desde el umbral de 97.82 puntos en marzo, con cifras desestacionalizadas del Inegi. El IMAI suma caídas en 18 de los últimos 19 meses.

Petróleo
Otro factor para el comportamiento negativo de los mercados, y que se reflejó con un mayor énfasis en divisas de países productores de materias primas, fue el desplome de los precios del petróleo. Los contratos de futuros de la mezcla estadounidense WTI caían al cierre más de 9% a 35.76 dólares por barril.

“La Administración de información Energética de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés) publicó su reporte semanal. Los inventarios de petróleo de Estados Unidos aumentaron a un nuevo máximo histórico de 538.1 millones de barriles”, escribió en un reporte Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.

Añadió que esto se dio a pesar de que la demanda implícita por energéticos, que incluye a la gasolina, diésel y combustible para aviones, entre otros, aumentó en 2.5 millones de barriles diario, mientras la producción petrolera se redujo a 11.1millones de barriles diarios, su menor nivel desde el año 2018.

Dólar fortalecido
El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta conformada por seis monedas de referencia, ganó 0.74% a un nivel de 96.67 puntos, algo no visto desde el 15 de abril. El fortalecimiento del dólar ubicó al peso como una de las peores divisas entre sus pares más importantes.

jose.rivera@eleconomista.mx

Comentarios