Edgar González pone el ejemplo

El experimentado pitcher ha bajado casi 30 kilogramos y dice que ahorita ya está listo para lanzar.

El experimentado pitcher Edgar González aseguró que si la temporada de Liga Mexicana de Beisbol iniciara mañana estaría listo para lanzar. A diferencia de muchos beisbolistas que sufrirán con su peso por la cuarentena, el jugador de los Sultanes de Monterrey ha bajado cerca de 30 kilogramos.

González, de 37 años, se emocionó ante el probable arranque de la LMB el próximo 7 de agosto, “esperemos y se haga realidad”, por lo pronto sigue un estricto control alimenticio y de trabajo físico que lo hacen lucir como cuando jugó en Grandes Ligas.

“Me siento como un chamaquito de 20 años”, dice González sobre su nueva apariencia. “Me había olvidado de la disciplina de Grandes Ligas y comencé a engordar, lo noté más el pasado invierno y entonces mi esposa me recomendó ir con un nutriólogo. Ahora llevo una dieta normal, como sanamente desde hace cuatro meses. También realizó mucho ejercicio. Mi objetivo era bajar unos cinco kilos, ahora ya bajé 28”.

El exligamayorista dijo que los resultados se vieron durante los días que reportó con Sultanes para la pretemporada.

Roberto Kelly se sorprendió mucho y me felicitó porque me dijo que ponía el ejemplo como veterano, eso me ha motivado. Bajé entre tres y cuatro tallas”.

Otra de las ventajas que ha tenido el lanzador es que su domicilio en Monterrey está en una zona alejada y con terreno para ejercitarse.

Vivo en unas quintas campestres donde hay mucho terreno, estamos alejados de la ciudad. Entonces corro, hago cardio y bicicleta. Me estoy cuidando bastante y también a mi familia”.

El regiomontano contó que una vez a la semana se reúne con otros pitchers para hacer bullpen.

En San Nicolás de los Garza hay una bodega que es academia de beisbol y nos la prestan. Somos tres pitchers: Jonathan Castellanos, Adrián Ramirez y yo. Nos cacha Tyson Meza Jr., lo hacemos un día a la semana.

Es la a única ocasión que salgo, estamos bien cuidados, en una bodega totalmente cerrada y ahí entrenamos. Hay una loma sintética y hacemos bullpen, los demás días ellos vienen, entrenamos en el monte, donde no hay gente”.

El serpentinero dijo que además está en contacto con su equipo, para estar atento de las recomendaciones sobre ciertas rutinas.

Nosotros estamos más avanzados en ese aspecto porque seguimos con esa disciplina diaria de entrenamiento”.

González considera que este receso por la pandemia le afectará más a los bateadores.

Con mi experiencia de 20 años como profesional, puedo decir que la ventaja la tiene el pitcher, porque los bateadores van a tener que tomar el famoso timing. En mi caso, si mañana me dicen que me suba a loma, tiró cinco o seis entradas”.

Adrenalina

Comentarios