Estadio Azteca cumple 54 años de ser el inmueble más emblemático en América

Hay muchos estadios emblemáticos en el mundo, pero el Estadio Aztecatiene una magia que nadie tiene: albergó la apertura y el cierre de dos Copas del Mundo de la FIFA. Además, en su aniversario 54, también ostenta juegos de NFL, Copa Confederaciones, grandes conciertos y hasta la visita de Juan Pablo II.

Construido para la Copa del Mundo México 70, el estadio Azteca se convirtió a través de los años en unos los inmuebles más emblemáticos de este deporte que ha visto pasar por su césped a las dos más grandes figuras del balompié, el brasileño Edson Arantes do Nascimento Pelé y al argentino Diego Armando Maradona.

Diseñado por los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares Alcerréca, el Coloso de Santa Úrsulacomenzó su construcción en 1962 y se inauguró el 29 de mayo de 1966 con el partido entre el América de México y el Torino de Italia.

En primera instancia tuvo una capacidad para 120 mil personas, pero con el paso de los años la ha reducido a 87 mil, debido a la colocación de pantallas gigantes en las tribunas norte y sur, y por las remodelaciones para ser funcional.

Es el único escenario en el mundo que ha albergado dos Copas del Mundo, la de México 70 y México 86, además que ha visto la consagración de Pelé y de Maradona. Pero no sólo eso, sino que tiene el récord de más partidos de justa mundialista con 19.

Fue escenario del llamado Partido del Siglo entre Italia y Alemania en las semifinales de México 70, en el que el cuadro azzurri se impuso 4-3 en tiempo extra.

Antes de recibir su primera Copa del Mundo, también recibió el Torneo Olímpico de México 68, y en donde dejó escapar la medalla de bronce al perder con Japón gracias a los goles de Kunishige Kamamoto.

También se vivió uno de los episodios más vergonzosos del futbol mexicano con la pelea campal entre el América y el Sao Caetano de Brasil en 2004, dentro de los octavos de final de la Copa Libertadores de América, en la que hubo invasión de cancha y un duro castigo para Cuahtémoc Blanco por parte de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol).

Así como la primera derrota de la selección mexicana en un duelo oficial, lo que ocurrió el 16 de junio de 2001 ante Costa Rica en el hexagonal final de la Concacaf hacia Corea-Japón 2002.

Una de las finales más emocionantes de la historia del futbol mexicano entre América y Cruz Azul en el Torneo Clausura 2013, en el que los “azulcremas” mandaron el juego a tiempo extra gracias a un gol de su entonces portero Moisés Muñoz, y ganaron en serie de penales.

Comentarios