Refuerzos representan pérdida económica en Cruz Azul

Algunos de los jugadores que han llegado últimamente perdieron valor en el mercado y La Máquina no logra recuperar su inversión.

En Cruz Azul hay un negocio que no les viene saliendo bien desde hace algunas temporadas, debido a que el conjunto celeste ha gastado mucho dinero en la compra de refuerzos, sin embargo, al momento de desprenderse de estos mismos, simplemente no se puede recuperar la inversión, ya que baja drásticamente el valor de los jugadores y en las negociaciones los clubes interesados no tienen los recursos o no están dispuestos a pagar demasiado.

Tal es el caso de tres futbolistas que en este momento La Máquina tiene a préstamo en distintas escuadras, Guillermo Fernández en Boca Juniors, Stephen Eustáquio en el Paços Ferreira y Brayan Angulo en los Xolos de Tijuana.

Según información de la página transfermarkt, Fernández fue comprado por cuatro millones ochocientos mil dólares para el Apertura 2019, no obstante, actualmente su valor es de tres millones y aunque en Boca Juniors han asegurado que harán válida la opción de compra a la escuadra celeste, pero se vislumbra complicado que paguen el valor actual, por lo que Cruz Azul saldría perdiendo en la negociación o se ha mencionado que aceptarían un poco más, pero en pagos diferidos.

Asimismo, con el portugués Stephen Eustáquio sucede lo mismo, el conjunto cementero se hizo de sus servicios en el Clausura 2019 por un costo de tres millones 800 mil dólares, pero después de una larga lesión y de no ver actividad, fue prestado al Paços Ferreira de la Primera División de Portugal, que no comprará al jugador, el cual tiene un valor de mercado de dos millones 184 mil dólares y tendrá que buscar acomodo en algún equipo.

Otro jugador que tampoco entró en planes de los de La Noria y que ya vio reducido el valor de su carta es Brayan Angulo, el cual llegó con los celestes en el Apertura 2019, luego de que pagaran cinco millones 800 mil dólares al Emelec y pese a que se pudiera hacer una buena negociación para tratar de recuperar lo más cercano a esa cifra, el delantero que actualmente se encuentra a préstamo con los Xolos, está valuado en dos millones 185 mil dólares.

Cabe destacar que el uruguayo Martín Cauteruccio que llegó al conjunto cruzazulino en el Clausura 2017 por un poco más de 5 millones de dólares, logró un acuerdo para rescindir su contrato antes de comenzar el Clausura 2020 y se fue en calidad de jugador libre a Estudiantes de La Plata. Mientras que el español Edgar Méndez quien también arribó en el 2017 a Cruz Azul por la cantidad de cinco millones 400 mil dólares, se fue de regreso al Alavés por un poco más de un millón de dólares.

Adrenalina

Comentarios