Dan obra de Tren Maya en adjudicación directa

La empresa Mextypsa desarrollaba la Torre de Control del NAIM, proyecto cancelado por la actual administración; ICA construirá el tramo cuatro de la vía férrea.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) adjudicó de forma directa el “Servicio de Oficina de Gestión del Proyecto Tren Maya” a Mextypsa, S.A. de C.V., empresa que estaba a cargo de la construcción de la Torre de Control del Aeropuerto de Texcoco (NAIM) que canceló la actual administración hace dos años.

La adjudicación a la empresa de origen español se llevó a cabo el pasado 15 de abril, por un monto de 573 millones 369 mil 189.63 pesos sin IVA. La unidad compradora fue la subdirección de Adquisiciones y Servicios Generales; mientras que la responsable del contrato fue Paulina Guerrero Rojas, de acuerdo con el documento publicado en Compranet.

Según el contrato, cuyo código de expediente es 2095399, la mediana empresa ganó el contrato plurianual, es decir, una contratación que consolida o agrega demanda de diversos periodos a lo largo de 12 meses.

Esta empresa se fundó en 2009 y está enfocada a la consultoría en los campos de Ingeniería Civil, Arquitectura, Industria y Energía, y Medio Ambiente. Dentro de sus proyectos más relevantes están los acueductos de El Realito y El Zapotillo, en San Luis Potosí y Jalisco, respectivamente. También destacan los túneles de la Torre BBVA, en Paseo de la Reforma, Ciudad de México.

Mextypsa considera como proyecto relevante la construcción de la Torre de Control del extinto NAIM. “El proyecto se dividía en dos etapas, la primera de ellas consistía en la construcción de la cimentación y nivel de sótano de la torre, la segunda correspondía a toda la estructura metálica del fuste”, detalla en su página web.

Asimismo, subraya que generaron los planos de taller e ingeniería de valor (cambios al proyecto) de la cimentación de la torre de control y el sótano. “A partir de ahí se nos contrató la asistencia técnica para la generación de notas técnicas para solventar los trabajos necesarios para colocación de grúas, arrostramientos laterales, apuntalamientos, reparaciones, análisis de compatibilidad de deformaciones de grúas autosoportables unidas a la torre de control, bases de equipo, etc”, afirmó Mextypsa.

Del 25 al 28 de octubre de 2018 se llevó a cabo una consulta popular, convocada por el entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador, para determinar la continuidad de la construcción del Aeropuerto de Texcoco, obra inconclusa de la anterior administración de Enrique Peña Nieto, o se adecuaba la Base Aérea Militar de Santa Lucía junto con el reacondicionamiento del AICM.

El argumento del ahora Presidente López Obrador fue que el aeropuerto representaba gastos excesivos que México no podía pagar, así como corrupción en su proceso de construcción.

El dato: El proyecto de gestión de la Torre de Control del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que se construía en Texcoco estaba a cargo de esta firma de origen español.
En su momento, Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), aseveró que, entre las causas por las que se canceló el proyecto, fue el alza en su presupuesto, que terminó en 305 mil millones de pesos y una extensión de 792 mil metros cuadrados; en 2015 pasaron a 700 mil; y en 2018 792 mil.

El empresario Carlos Slim también tenía participación en el Aeropuerto de Texcoco, con el Edificio Terminal de Pasajeros, que desarrollaba el Consorcio Terminal Valle de México (CTVM). Este contrato se finiquitó en julio del año pasado, por 84 mil 828 millones de pesos.

La Razón

Comentarios