Anticipa Gobernador fin de ciclo escolar con estudiantes en casa

El gobernador Javier Corral adelantó que el actual ciclo escolar en el estado de Chihuahua deberá terminarse a distancia, como se ha realizado durante esta etapa de contingencia sanitaria.

Al detallar el esquema de semáforo que podría aplicarse para avanzar con autorizaciones por porcentajes para distintas actividades ante la emergencia generada por la pandemia de COVID-19, dijo que el retorno a clases presencial se encuentra en el último módulo.

Javier Corral subrayó que la actividad industrial y las clases en las escuelas, son factores que aumentan en gran proporción la movilidad entre la sociedad, por eso es que debe modularse el regreso para evitar posibles rebrotes de COVID-19.

Indicó que el retorno a las aulas deberá acompañarse de las medidas de prevención que se aplican desde la llegada de la epidemia al país, a lo que la sociedad tendrá que acostumbrarse, toda vez que el virus llegó para quedarse.

Descartó que se vaya a dar en Chihuahua la reapertura de las actividades como en otras regiones del país, pues es necesario actualmente mantener las medidas de restricción para ir aplanando la curva.

El titular del Ejecutivo estatal, explicó que actualmente la entidad se encuentra en el color rojo del semáforo, donde se mantienen las medidas de salud pública de distanciamiento físico, el cierre de espacios públicos y privados y actividades no esenciales.

Agregó que a partir del 1 de junio se entraría a color naranja, donde se mantienen las medidas de salud pública e higiene, siguen en funciones las actividades esenciales y se abre el 30 por ciento de las actividades laborales industriales, el 30 por ciento de los espacios públicos abiertos y se mantiene el máximo cuidado a los adultos mayores y mujeres embarazadas.

Javier Corral señaló que conforme avancen estas medidas de forma positiva, entonces se abrirá el color amarillo, que incluye la apertura del 100 por ciento de la actividad industrial, el 70 por ciento del espacio público abierto y el 30 por ciento del espacio público cerrado (cines, restaurantes gimnasio, etc).

Finalmente –indicó– en el color verde se mantiene intactas todas las medidas de seguridad, la actividad esencial e industrial y todos los espacios públicos abiertos y cerrados, así como el cuidado de las personas vulnerables.

“En el semáforo verde es ahí donde prevemos el regreso a clases, el cual proyectamos para agosto”, precisó el gobernador.

Enfatizó que Chihuahua no está en condiciones para abrir el 18 de mayo estos sectores de la economía, particularmente en el caso automotriz y aeronáutico, debido a que representan cerca de 190 mil empleos en el estado, cuyo nivel de movilidad “echaría a perder todo lo que se ha avanzado para combatir a la pandemia”.

Estimó que la reapertura de las actividades en Chihuahua sería gradual a partir del 1 de junio, de registrarse un descenso en el número de contagios y se hará con base en el sistema de semaforización.

Comentarios