Ayuda la UNAM a proteger miel mexicana e identificar miel sintética

Investigadores de la máxima casa de estudios proporcionaron las bases científicas y técnicas para la elaboración de la NOM de control de calidad de la miel. Garantiza además el cuidado de las abejas melíferas.

Tres dependencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) proporcionaron la ayuda científica y técnica para la elaboración de la nueva Norma Oficial Mexicana de control de calidad de miel de abeja para consumo interno y exportación. Las nuevas directrices, en las que colaboraron la Facultades de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán e Iztacala, la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) y el Instituto de Geología (IGL), fueron promovidas por el gobierno de la república, ante datos de que en el mundo se exportan e importan más de 65 mil toneladas anuales de miel sintética, fabricada sólo con azúcar procesada.

En 2017, México ocupó el octavo lugar a nivel mundial en producción de miel, y exportó poco más de 26 mil toneladas, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El promedio de su producción anual es de casi 58 mil toneladas, de las que casi 50 por ciento se queda en territorio nacional. Sin embargo, la población consume poca miel, que en ocasiones es adulterada o suplantada.

Tonatiuh Cruz Sánchez, responsable del Laboratorio de Biosprospección Microbiológica de Propóleos de la FES Cuautitlán, explicó que China es el productor número uno de miel, con casi 130 mil toneladas anuales, y vende el doble de su capacidad productora; es decir, hacen miel sintética que pasa las normas de todos los países. Por ello, “debemos considerar pruebas que ayuden a detectar mieles falsas, que por ser sólo azúcar carecen de las virtudes de la miel pura”.

La Crónica de hoy

Comentarios