Cada 5 días despiden a una mujer en México porque será mamá

Conapred ha recibido 723 quejas en casi 10 años de mujeres despedidas de sus trabajos por haberse embarazado, por lo que llamó a las empresas a festejar el 10 de mayo también respetando los derechos de sus empleadas.

Embarazarse y ser despedida del trabajo por ello es la causa por las que más quejas se presentan ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). El organismo dio a conocer que entre enero de 2011 y marzo de 2020 recibió 723 reportes por esta situación.

Es decir, que en México una mujer denuncia haber sido despedida porque va a ser mamá cada cinco días. Algo que no ocurre con los hombres.

El 90% de las quejas fueron contra empleadores particulares, no de gobierno. Y las entidades con más son la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Guanajuato.

“Celebrar el 10 de mayo a las mujeres que son madres también significa respetar los derechos de quienes deciden tener hijas o hijos”, señaló el Conapred en un comunicado con motivo del Día de las Madres.

Además, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh), al 13% de las mujeres en edad reproductiva que han trabajado o solicitado un trabajo les han pedido un certificado de no embarazo para contratarlas, las despidieron por embarazarse, no les renovaron el contrato o les rebajaron el salario. Este último caso fue el que vivió Alicia, trabajadora del hogar a la que además de no respetarle diversos derechos, sus empleadores le redujeron sus pagos de mil 200 a mil pesos semanales y la hicieron ir a trabajar hasta un día antes de parir.

El Consejo aseguró que con el avance de la perspectiva de género en México, se han creado mitos sobre que las mujeres ya tienen igualdad frente a los hombres y que la discriminación por el embarazo, la maternidad y las responsabilidades familiares son cosa del pasado. Pero con datos sostiene que esa igualdad, en 2020, sigue siendo un mito.

Uno de los puntos es creer que una empresa no está obligada a mantener en su puesto a una mujer si se embaraza o tiene derecho a no contratarla por eso. Sin embargo, el Código Penal Federal en su artículo 149 tipifica como delito la negación o restricción de derechos laborales por razón de género y embarazo.

La Ley Federal del Trabajo también establece en el artículo 133 que está prohibido exigir certificados médicos de no embarazo para condicionar el acceso al empleo, y prohibido despedirla o coaccionarla de cualquier modo para que renuncie por estar embarazada, por casarse o por tner hijos e hijas a su cuidado.

El artículo 56 de esta misma Ley defiende el principio de igualdad entre mujeres y hombres, por lo que prohíbe establecer diferencias como por motivo de embarazo.

Conapred también considera un mito creer que las dificultades de conciliar vida laboral y familiar son iguales para ambos géneros. Como prueba, refiere que hay alrededor de 5.4 millones de jóvenes de 12 a 29 años que no estudian ni tienen un trabajo remunerado, aunque quisieran, donde 91% son mujeres y solo 9%, hombres.

La principal razón que refieren las mujeres para no participar en el mercado laboral, en el 72% de los casos, es porque “se dedican al trabajo en el hogar y cuidados”, mientras que entre hombres solo dan esta respuesta el 6%. Para ellos, las principales razones para no trabajar son que apenas están buscando o que no han encontrado un empleo que cumpla con sus expectativas, según lo reportado por la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) 2017.

“Estos datos evidencian los estereotipos que siguen permeando en nuestra sociedad desde muy temprana edad, pues son estos mismos patrones a los que las personas deben hacer frente cuando deciden ejercer sus derechos a la maternidad y al trabajo”, advirtió.

Otro mito, señaló Conapred, es decir que los despidos por maternidad son casos aislados en situaciones individuales y no con un impacto en la sociedad. Recordó que la cantidad de hogares de México que tienen a una mujer como jefa de familia subió de 21% en el año 2000 a 28% en 2017, por lo que toda discriminación contra la mujer afecta al conjunto de la sociedad cada vez más.

El Consejo advirtió que negarle a una mujer un trabajo por estar embarazada es negarle el acceso a sus derechos y violentarla de manera directa e ilícita.

“El proceso por el que las mujeres se ven forzadas a transitar se encuentra inmerso en diferentes formas de agresión y violencia que trastocan aspectos más allá de lo laboral. La humillación, denigración, la agresión psicológica y física son algunas de las acciones más comunes que enfrenta esta población por la única razón de haber decidido de manera libre y voluntaria ejercer su derecho a la maternidad y a la familia”, subrayó.

El organismo hizo un llamado a los centros de trabajo del país para “abstenerse absolutamente” de pedir pruebas de embarazo o siquiera preguntar al respecto a mujeres en entrevistas laborales para decidir si las contratan, y a promover que los hombres tomen licencias de paternidad para que sean corresponsables del cuidado de hijas e hijos.

En octubre pasado, el Senado aprobó una reforma para aumentar el tiempo que las mujeres pueden tomarse de licencia de maternidad; de 6 semanas antes del parto y 6 después, a 7 cada periodo, es decir, 14 en total, y ya no dependerá del parto, ya que hasta ahora, si es prematuro, la mujer pierde el derecho a las 6 semanas previas. Sin embargo, esta reforma todavía no está publicada.

Pero para los hombres, en cambio, antes de 2012 ni siquiera se contemplaba en la Ley la licencia de paternidad, y actualmente es de solo cinco días, lo que deja a la mujer con la mayor carga de cuidado del recién nacido y la pone en situación desigual ante el empleador.

Conapred tiene a disposición del público para denunciar cualquier acto de discriminación los teléfonos 800-543-0033 o en el Valle de México al 52-62-14-90, o al correo quejas@conapred.org.mx

Animal Político

Comentarios