Impulsan 96 legisladores ingreso vital; morenistas y de oposición

Proponen otorgar una renta de tres mil 746 pesos a quienes perdieron su trabajo en este periodo de crisis sanitaria.

NOVENTA Y SEIS DIPUTADOS FEDERALES DE MORENA, PAN, PRD, PRI, MOVIMIENTO CIUDADANO, PARTIDO VERDE Y ENCUENTRO SOCIAL MANIFESTARON AYER SU RESPALDO A LA INICIATIVA PARA ESTABLECER UN INGRESO ÚNICO VITAL PARA PERSONAS AFECTADAS POR LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS DEL COVID-19.
El exhorto al Gobierno federal propone entregar una renta de tres mil 746 pesos, por tres meses, a trabajadores informales y personas que pierden su trabajo formal.

Presentada por la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas Hernández, la iniciativa fue respaldada por Porfirio Muñoz Ledo, quien pidió diseñar una ruta parlamentaria que garantice su aprobación en la Comisión Permanente.

“He recibido llamadas reclamándome que participe en este grupo, lo que me parece absolutamente absurdo, porque llevo verdaderamente años y escritos sobre este tema. Vamos a concebir esto como un consenso mínimo vital, un consenso parlamentario mínimo vital”, planteó el legislador de Morena.

“Hay que ver quiénes están comprometidos en esto. No vaya a ser que, en vez de proveer la unidad, vayamos a agravar las tensiones políticas que hay entre los distintos grupos. Le pediría a la diputada Laura (Rojas) que hiciera una ruta mínima vital”, expuso Muñoz Ledo.

A través de una conferencia virtual, una decena de legisladores se comprometieron a concretar esta propuesta que técnicamente fue sustentada por el politólogo Mauricio Merino.

En el documento, se cita al economista y subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel, al argumentar que el ingreso único vital “implica un costo perfectamente asequible para un país como el nuestro. No aumentaría significativamente la deuda y no se convertiría en una carga insostenible para el futuro. Su costo estaría acotado y los beneficiarios estarían claramente definidos. No sería un rescate de empresas inviables ni se trataría de un despilfarro de recursos públicos”.

La diputada Rojas Hernández dijo que la crisis por la pandemia ha causado la pérdida de 700 mil empleos, sin contar al sector informal, que también ha reducido o perdido sus ingresos. “Son una cantidad enorme de familias mexicanas que la están pasando mal y sin tener algún apoyo, no tienen cómo llevar el pan a la mesa”, expresó la presidenta de la Cámara de Diputados.

La legisladora Lorena Villavicencio Ayala, de Morena, precisó que podría comenzarse con 11 millones de personas como beneficiarias en las zonas urbanas.

Cynthia López Castro, diputada del PRI, dijo que su grupo parlamentario respalda la propuesta porque en la construcción de propuestas ante la emergencia es necesario apoyar causas.

De Movimiento Ciudadano, la diputada Martha Tagle Martínez sostuvo que 30 por ciento de los hogares son jefaturados por una mujer y que son ellas las que tienen que buscar ingresos, cuidar a los niños y a personas enfermas, lo que las deja sin posibilidad de obtener ingresos.

Excélsior

Comentarios