“Me fueron a plantear, como siempre, apoyar a los de arriba”: López Obrador ventiló petición de empresarios en privado

El presidente de México explicó que sí insiste en cuidar que no se disponga del dinero público para el “rescate” de las grandes empresas, es porque que se lo plantearon antes de presentar el plan de reactivación económica.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió este martes en su conferencia de prensa, que estará vigilando que los recursos que el Banco de México utilice para apoyar a pequeñas y medianas empresas, lleguen a estos y no haya corrupción; y aclaró que no se opone al préstamo que solicitó el Consejo Mexicano de Negocios (CMN)al BID, por USD 12.000 millones, pero que no pondrá de aval el presupuesto o las reservas del país.

“Lo que no queremos, no vamos a permitir, es que esos créditos, si no se pagan, pasen a ser deuda pública, o sea nosotros no avalamos eso, esto es: no podemos dar un trato preferencial a quienes tienen posibilidad económica habiendo en México tanta pobreza.

Es lo mismo con el Banco de México, respetamos su independencia pero estamos pendientes del manejo de las reservas, porque esas reservas no son del Banco de México, ni siquiera del Gobierno, son reservas de la nación, ese dinero lo tenemos que cuidar todos, nada de transferencias de recursos públicos a particulares por influyentismo”, indicó el mandatario mexicano.

López Obrador explicó que si insiste con lo anterior, en cuidar que no se disponga del dinero público para el “rescate” de las grandes empresas, es porque que se lo plantearon hace unas semanas, antes de presentar el plan de reactivación económica, el domingo 5 de abril.

“Lo mismo del dinero que va a disponer el Banco de México, estar muy pendientes, no oponernos pero cuidar, porque no saben, si les estoy haciendo este planteamiento, y se generó este debate es porque me lo fueron a plantear, apoyar a los de siempre, a los de arriba”, afirmó.

El titular del Ejecutivo contó que en una reunión que tuvo en Palacio Nacional con “hombres de negocios”, explicó que se liberarían 25.000 millones de pesos para otorgar un millón de créditos a pequeños empresarios, como una de las medidas para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia; y uno de estos representantes le dijo que ese dinero lo podrían convertir en 8 millones de créditos, sin embargo, luego del análisis correspondiente, le avisaron que solo podrían aumentar 140.000 créditos más si les entregaba ese dinero; lo que el presidente consideró no conveniente, dado que solo endeudaría al país y el gobierno tenía la disponibilidad de entregar, directo, un millón de créditos.

“Les voy a contar algo para que tengan elementos. En una reunión les dije: Vamos a hacer un gran esfuerzo, vamos a ahorrar más y vamos a liberar 25 mil millones para dar un millón de créditos a los pequeñitos, un millón de créditos, 25 mil millones; y me dice un representante de los hombres de negocios: ‘Es que eso puede ser garantía, los 25 mil millones, y se puede convertir no en un millón, sino en ocho millones de créditos si los 25 mil millones se aportan como garantía’.

Ah, pues sí, así sí, hasta hice mis cuentas. Pero no, no importa que no sean ocho veces, cinco veces, cinco veces, quiere decir que con los 25 mil millones que ponemos de garantía se van a entregar en vez de un millón de créditos, cinco millones. Esto fue antes de que yo informara, acuérdense que informé el domingo que iba yo a dar a conocer el plan.

Entonces, me dicen: ‘Le respondemos’, era como un jueves o un viernes, y el informe fue el domingo, digo: Adelante, consulten y tráiganme la propuesta y lo digo el domingo. Imagínense, anunciar cinco millones de créditos para las pequeñas empresas.

Me avisan el sábado que sólo podían dar, si entregaba los 25 mil, un millón 140 mil créditos, o sea que no daban nada. La garantía, o sea, el riesgo, lo cubrían todo. Entonces, lo que les plantee: ‘Así mejor lo damos directo nosotros a la tasa del seis, de todas maneras yo les planteaba tasa de seis, pero que ayudaran.

No, el propósito era otro, era el que -lo siguen diciendo- que nos endeudáramos. ¿Ustedes creen que yo a la primera voy a solicitar crédito sin hacerle la lucha ahorrando para no caer en deuda? Eso era una cosa.

Y la otra era una prórroga para pagar los impuestos después de tres meses o de cuatro meses, o de seis meses, cuando pasara la crisis. Imagínense, si decretamos una prórroga para que se paguen los impuestos después, nos quedamos sin recaudación, ¿y cómo vamos a proteger a los pobres?, ¿de dónde va a salir para darle el apoyo a los adultos mayores, a las niñas, a los niños con discapacidad? Ellos no creen eso.

Imagínense que yo autorizo prórrogas para el pago de impuestos. Si no están acostumbrados los de arriba a pagar impuestos, ¿qué estoy fomentando?, la cultura del no pago.

Sí me cuesta trabajo, por eso les mandé una carta, ayúdenme. No es su función, ya lo sé, pero que se sensibilicen, convenzan a los que deben y no pagan y tienen. Si nos ayudan con esa labor, pues tenemos… de ahí salió lo de los 25 mil millones adicionales para los empresarios del Seguro Social, porque 15 que deben 50 mil millones, 15, algunos pagaron o se comprometieron a pagar, ahí sacamos 15 millones”, contó López Obrador.

López Obrador también dijo estar de acuerdo en que los empresarios busquen créditos, pero no a costillas del erario.

El pasado lunes el mandatario federal manifestó su oposición a que el Consejo Mexicano de Negocios y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hayan pactado otorgar hasta 12 mil millones de dólares en créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas y que lo avalara la Secretaría de Hacienda.

El jefe del Ejecutivo mencionó que su gobierno será muy vigilante de que los empresarios que accedan a estos créditos los paguen y que no pasen a ser deuda pública.

“No nos oponemos, nada más que no sea a costillas del erario, ademas eso es lo más normal, el que las empresas puedan obtener créditos, ellos tienen capacidad para obtener créditos”.

López Obrador alertó que la asignación de estos recursos sin la vigilancia adecuada puede traer consigo corrupción.

“Aunque sea utilizado para crecimiento económico, aunque se ha utilizado para crear empleos, lo que está demostrado es que esos rescates arriba son equivalentes a corrupción”, sentenció.

De igual forma, el mandatario federal advirtió que estará atento del manejo que realice el Banco de Mexico sobre las reservas.

López Obrador se dijo confiado en que su estrategia de asignación de créditos para los pequeños empresarios pueda sacar a flote la economía.

“Al haber dinero abajo la agente tiene para gastar, se fortalece la capacidad de consumo”, mencionó.

Infobae

Comentarios