Para evitar alto consumo de energía eléctrica, piden hacer uso racional de redes sociales

Los servidores de internet y los centros de datos consumen energía y suman emisiones al calentamiento global.

En promedio, 60% de la población en México se mantiene confinada en sus hogares, lo que se verá reflejado en el consumo eléctrico de la nación, durante la pandemia, sobre todo por el uso intensivo de computadoras, teléfonos celulares y televisores inteligentes.

Los servidores de internet y los centros de datos consumen energía y suman emisiones al calentamiento global. Por ello, el Colegio Jalisciense de Salud Pública y el Colectivo Ecologista Jalisco, en el contexto del Día de la Tierra este 22 de abril, hicieron un llamado a la reflexión sobre el uso responsable de aparatos electrónicos y de las redes sociales durante esta cuarentena.

Las emisiones se han reducido 25% debido a la reducción de tráfico de autos y aéreo, pero está aumentando con los hábitos en el hogar, subrayó Maite Cortés, directora del Colectivo Ecologista Jalisco

“Hoy 22 de abril, Día de la Tierra, tenemos la oportunidad de reflexionar cuál es nuestra relación con la energía, México es un país petrolero, una gran parte de nuestro territorio está electrificado –cerca de 99%- México está entre los diez países responsables del 68% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Tenemos una gran oportunidad de movernos a las energías limpias y en el hogar tenemos una gran oportunidad de racionalizar el uso de redes”, explicó.

Durante la cuarentena, la visita de 40 millones de usuarios a la tercera temporada de la serie La Casa de Papel produjo 110 millones 586 mil 667 kilógramos de CO2 (bióxido de carbono) a escala global, lo que equivale en gasto de energía a que una persona conduzca de Guadalajara a Vancouver, Canadá y regrese casi 44 mil veces, advirtió Maite Cortés.

“Tenemos que recordar que el uso de datos implica consumo de energía y que el consumo de energía implica sumar a los gases defecto invernadero y a las emisiones, que podamos estar disminuyendo por estar aislados y confinados sin utilizar los automotores. Por otro lado, estamos llevando la huella de carbono al uso intensivo de redes sociales y plataformas. Tan solo una hora de videoconferencia en wattsapp consume .5 gigas y la misma cantidad de tiempo en hang out consume 3.1 gigas y en face time .2 gigas. No lo olvidemos: el consumo de datos implica el consumo de energía”, señaló la ambientalista.

Las agrupaciones sociales señalan que para conferencias personales, se hagan llamadas telefónicas tradicionales y no videoconferencias, utilizar las funciones de ahorro de energía en los dispositivos y mantener la computadora portátil desconectada, mientras se trabaja con ella.

En lugar de usar las redes sociales en el teléfono o en la computadora, se puede leer un buen libro, pintar, ejercitarse, tocar algún instrumento musical, cocinar, o darle mantenimiento a la casa para tener un respiro de la tecnología y al mismo tiempo un ahorro eléctrico acompañado de una mejor salud mental.

La Crónica de hoy

Comentarios