En Cuauhtémoc, Chihuahua, no creen en el virus

Alcalde Romeo Morales advierte que los habitantes siguen saliendo, sobre todo los jóvenes; la entidad espera su pico de contagio en dos semanas.

El principal problema al que las autoridades del municipio de Ciudad Cuauhtémoc, en Chihuahua, se enfrentan durante la pandemia por el Covid-19 es a mantener a la gente en sus casas, debido a que la mayoría no cree que el virus es real.

“El problema más fuerte es que gran parte de la ciudadanía no cree y sale a las calles como si nada (…); ha habido mucha resistencia, es difícil resguardar a los jóvenes, sobre todo cuando no hay clases”, explicó a La Razón el presidente municipal, Romeo Antonio Morales Esponda.

Para hacer frente a la pandemia, el edil instruyó adaptar un albergue con 40 camas para llevar ahí a los casos positivos durante los 14 días de aislamiento, y alquiló un hotel para cuidar a sus familiares.

“El problema más fuerte es que gran parte de la ciudadanía no cree y sale a las calles como si nada (…); ha habido mucha resistencia, es difícil resguardar a los jóvenes”

“Es difícil que a ellos (la ciudadanía) tú les digas: quédate resguardado en casa; por eso fue la función y el motivo de hacer el albergue; y al que diera positivo no mandarlo a su casa, sino meterlo en el albergue y ahí cuidarlo nosotros para que pase la cuarentena, pensando en que iban a ir a dispersar el virus”, dijo.

El funcionario destacó que “hay mucha gente que no acepta las condiciones”, porque vive al día; “nos está pegando mucho, porque el municipio de Cuauhtémoc es una ciudad de puro comercio”, añadió.

Morales Esponda explicó que su administración no perfila aún multar negocios, pues aseguró que la mayoría ya cerraron. Para enfrentar la problemática, el municipio tiene lazos con asociaciones civiles.

En tanto, Chihuahua espera su “pico más alto” de contagios en dos semanas, informó ayer Arturo Valenzuela Zorrilla, director de Salud en la zona norte del estado, quien añadió que de retrasarse esa fecha podrían dar mejor atención.

“Nosotros estamos contemplando que más o menos en dos semanas estaremos llegando al pico; y más que pico, resulta una meseta muchas veces; sabemos que estamos en una escalada exponencial y esto se ha venido anunciando”, señaló.

La Razón

Comentarios