Gordos, jorobados y sin pelo, así serán los gamers en 20 años

¿Cómo lucirá el cuerpo de los gamers dentro de 20 años? La página de apuestas onlinecasino.ca financió un estudio que muestra la evolución que tendrán las personas que son adictas a los videojuegos.

Como parte del estudio, creó a Michael, una escultura terrorífica que, aunque parece una visión futurista, podría ser el aspecto físico de un gamer actual, el cual pasa horas frente a la televisión.

Michael representa el futuro de los gamers en cuanto a su aspecto físico y las modificaciones a sus habilidades. Tiene la piel pálida y pastosa por la cantidad de años sometido a la luz artificial y como resultado de la falta de vitamina D y B12.

Los brazos y piernas del gamer del futuro tienen eccema (manchas rojas) a causa del estrés y una postura doblada de manera permanente. Además, presenta vista cansada, pulgares lastimados, padece de falta de sueño y una deshidratación importante.

Todo lo anterior, sin contar que padece obesidad, calvicie, deformaciones en el cráneo, joroba y tobillos hinchados.
El estudio señala que “un jugador promedio pasa seis horas a la semana jugando videojuegos en línea, lo que representa un aumento del 19.3% en el último año… Muchos, incluso, se vuelven adictos y pasan hasta 18 horas al día en línea”, apunta el estudio.

La adicción a los videojuegos está reconocida por la OMS
En mayo de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó la adicción a los videojuegos dentro de su nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11).

El llamado “gaming disorder” se encuentra dentro de la sección sobre “trastornos mentales, del comportamiento o del desarrollo neurológico”.
El trastorno se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego continuo recurrente en línea o fuera de ella, lo que ocasiona la pérdida de control sobre el tiempo, así como la frecuencia e intensidad de las sesiones de juego.

UNOTV

Comentarios