Bloomberg: En China desconocen a qué compañía le compró México 2 mil 500 respiradores por 5 mmd

Bloomberg reportó este martes que tuvo contacto con el fabricante de respiradores chino Aeonmed, empresa que afirmó no tener algún acuerdo con para exportar 2 mil 500 aparatos a México para enfrentar la pandemia de COVID-19.

México, a través de una compañía intermediaria, compró al fabricante chino de dispositivos médicos Beijing Aeonmed Co. 2 mil 500 ventiladores para responder a la pandemia de COVID-19, sin embargo el proveedor dijo no tener conocimiento del contrato ni de la empresa que actúa como tercero, reveló hoy una investigación de Bloomberg.

“La desesperada carrera de México para asegurar los ventiladores antes de que los casos de coronavirus abrumen al sistema de salud pública lo está llevando a rincones desconocidos del mercado de suministros médicos, con al menos un contrato que plantea dudas sobre su legitimidad”, expone el trabajo periodístico firmado por Nacha Cattan y Jinshan Hong.

El texto titulado “En la búsqueda de ventiladores, la negación de la empresa china plantea preguntas” revela que el fabricante chino que sería el proveedor del pedido urgente de 2 mil 500 ventiladores negó conocer el trato con Levanting Global Servicios LLC SA, un distribuidor externo que ganó el contrato con el Gobierno de México para cumplir con los pedidos actuando como intermediario.

De acuerdo con Bloomberg, la empresa Levanting Global aseguró que ya le pagó a Aeonmed más de 5 millones de dólares por el equipo, pero consideró que tal vez la compañía todavía no puede revelar el pedido.

Baldemar Pérez Ríos, propietario de Levanting, desde Texas, dijo en entrevista con el medio de comunicación especializado en información financiera, datos y noticias, entre otros servicios, que “(en China) están revisando cada fábrica para ver qué hacen con los ventiladores, así que eso es lo que está sucediendo con el retraso de la compañía”.

Pérez Ríos aseguró que “todo ha sido arreglado, pero como no están autorizados para hablar ahora, en el momento en que tenga todo listo, una vez que estemos enviando, podremos hablar de todo”.

El texto publicado recuerda que el acuerdo ya había sido cuestionado por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad porque el Gobierno mexicano otorgó una orden directa al distribuidor que, expuso, no es conocido por obtener dispositivos médicos.

“Anteriormente, Levanting ganó contratos con compañías de energía, incluido el productor estatal de petróleo Pemex y la Comisión Federal de Electricidad”, plantea el texto citando a la organización que es conocida por ser férrea opositora al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

AEONMED DESCONOCE ACUERDO

Bloomberg reporta que se puso en contacto con el fabricante Aeonmed, mismo que afirmó no tener algún acuerdo con las partes para exportar 2 mil 500 ventiladores a México. El texto recuerda que la firma china recientemente advirtió en su sitio web de “una ola de información errónea sobre sus equipos y envíos”.

Baldemar Pérez Ríos agrega en la investigación de Nacha Cattan y Jinshan Hong que México todavía no hace algún pago por el equipo. Asegura que “el Gobierno exigió un bono de garantía para poder recuperar los desembolsos si la calidad de los ventiladores no cumple con las expectativas”, de acuerdo con la publicación.

Los primeros ventiladores se entregarían a México esta semana, dice el propietario de Levanting; el pedido completo estaría listo dentro de 30 días, afirma.

Bloomberg también cita al titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, quien afirma que el Gobierno mexicanos aún no ha pagado nada por el contrato.

“La agencia fijó el miércoles como fecha límite para recibir noticias de la compañía o amenazó con cancelar el acuerdo”, dice el funcionario al medio de comunicación estadounidense.

Zoé Robledo expone que si Levanting entrega los ventiladores prometidos y pasan todas las pruebas técnicas no importaría si la empresa compró el equipo directamente o a través de otro intermediario. “No tendría otra opción que comprarlos, por una razón: es una cuestión de vida o muerte”, afirma citado por Bloomberg.

El jueves de la semana pasada, el Gobierno mexicano anunció que había comprado insumos médicos a China por un valor de 56.4 millones de dólares, incluyendo 11.5 millones de máscaras respiradoras KN95.

Un días después, el Presidente López Obrador dijo que pidió ayuda a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, para conseguir 10 mil ventiladores y 10 mil monitores ante la crisis sanitaria desatada por el COVID-19.

–Con información de EFE.

SinEmbargo

Comentarios