Exjugador desarrolla mascarillas; su mejor bloqueo

Jaime Trinidad, otrora liniero ofensivo de Pumas CU, produce 100 piezas a la semana mediante una impresora 3D y las regala en hospitales.

Jaime Trinidad, ingeniero en Mecatrónica y exjugador del equipo de futbol americano Pumas CU, comenzó una iniciativa para que los ciudadanos que cuenten con impresoras 3D ayuden en la producción y donación de mascarillas y otro tipo de materiales, para los médicos de distintas partes del país, con el fin de combatir la demanda y desabasto de los mismos.

La idea nace porque vi que en la comunidad europea, en específico en Italia y España, comenzaron a ayudar imprimiendo piezas que necesitaban en el sector de salud, ya que no tenían respiradores y mascarillas o los doctores se habían quedado sin material para su protección”, dijo Trinidad, quien en 2009 ganó el premio al mejor jugador-estudiante de la Liga Mayor de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA).

Trinidad aún no encuentra quién se le una a este esfuerzo en la Ciudad de México y se ha dado a la tarea de imprimir mascarillas por su cuenta, repartiéndolas en algunos hospitales de la capital del país.

A la semana estoy produciendo cerca de 100 mascarillas, el costo por cada una en este momento sale entre 115 y 130 pesos, con la variación del precio del dólar subió el costo del material; hace dos semanas invertía 100 pesos por cada una. Se las he entregado a gente que trabaja en el Centro Médico, en el Hospital General, en el Hospital Juárez y a amigos doctores”, explicó.

.

Asimismo, el exliniero ofensivo no sólo requiere apoyo de personas que cuenten con impresoras 3D, sino de la sociedad en general, la cual espera pueda ayudar a solventar los gastos que implica la producción, razón por la se encuentra en busca de fondos por medio de la página web donadora.org.

Lancé una campaña; mi intención es poder juntar en 10 días 38 mil pesos, para poder entregar entre 250 o 300 mascarillas en distintos hospitales, comprometiéndome a realizar la entrega en menos de 15 días, ojalá se llegue a esto”, declaró.

Hasta el momento el ingeniero de la UNAM ha tenido contacto con gente de Jalisco, Puebla y Sinaloa, pero no pierde la esperanza que cada vez se unan más personas.

Me gustaría que se convierta en algo grande aquí en México, que se unan a la causa de poder apoyar al sector salud, que quizá no la va a tener tan fácil; espero que no sea tan problemática la situación (como en Europa), pero, si es el caso, pues que puedan recibir nuestro apoyo”, finalizó.

Excélsior

Comentarios