México carece de un censo de personas con Síndrome de Down

El Centro DECLIC realiza su registro nacional, dice Adriana Pérez Carreón.

El próximo 21 de marzo se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down; sin embargo, en México no existen censos que especifiquen el número de habitantes con dicha discapacidad, por lo que especialistas de todo el país realizan un levantamiento nacional que hasta el momento ha arrojado el número de 2 mil 672 personas.

“En el censo del INEGI 2010 se indica que 8 millones de personas viven en México con algún tipo de discapacidad (6.2% de la población), pero no sabemos cuántas tienen Síndrome de Down. Al ser parte de la Red Down A.C., estamos levantando un registro nacional y de septiembre a marzo tenemos la cifra de 2 mil 672 habitantes, desde bebés hasta adultos”, comenta Adriana Pérez Carreón, directora del Centro DECLIC.

La también experta en educación especial explica que la Secretaria de Educación Pública (SEP) registra en general a personas con discapacidad (PcD) intelectual sin hacer diferencia.

“Es muy importante que se incluyan en el censo de población y vivienda 2020 porque al saber el tamaño de la población, se puede acceder a políticas públicas acordes con las necesidades y retos en materias de salud y educativas”, precisa.

Actualmente sólo existen dos programas gubernamentales en materia de salud para PcD intelectual: una clínica en el Instituto Nacional de Pediatría y otra en el Hospital Pediátrico de Aragón, ambas en la Ciudad de México.

En cuanto a servicios educativos, agrega Pérez Carreón, la SEP ofrece educación inclusiva a personas con Síndrome de Down desde preescolar hasta secundaria en escuelas regulares con apoyo de las Unidades de Servicio y Apoyo a la Escuela Regular, y Unidades de Educación Especial y Educación Inclusiva.

“En dichas escuelas no aprenden a leer y escribir porque no se tienen los métodos adecuados para esta población, además no hay una sistematicidad en el trabajo con objetivos secuenciados adaptados a cada alumno y alumna con Síndrome de Down”, señala.

La experta comenta que este año el Centro DECLIC inició un programa de inclusión laboral con el Instituto Federal de Telecomunicaciones para preparar y acompañar la contratación de ocho personas con distintas discapacidades.

“La convocatoria abrió para ocho plazas y llegaron 350 solicitudes para iniciar el proceso. Esto da cuenta de la gran necesidad que presenta esta población para acceder a un trabajo digno y sustentable, que comienza a prepararse desde el preescolar con la madurez de habilidades para el aprendizaje”, indica.

Otra forma de medir las necesidades de esta población, agrega, es que el Centro DECLIC ha atendido a más de 1500 usuarios en 16 estados del país durante sus 12 años de existencia, siendo de mayor demanda la educación inclusiva con énfasis en la innovación de enseñanza de lectura, escritura, matemáticas, comunicación y habilidades sociales.

La Crónica de hoy

Comentarios