El COVID-19 hace añicos previsión del petróleo en México: cotizó el barril a 49 dólares, hoy está en 20

Por Guadalupe Fuentes López.

El avance del coronavirus ha provocado un desplome en los precios del petróleo no visto en los últimos 20 años. En México, el Paquete Económico 2020 proyectó un precio de la Mezcla Mexicana en 49 dólares por barril, pero cayó 52.55 por ciento desde diciembre de 2019, cuando empezó el brote, y ahora casi se acerca a los 20 dólares. Analistas consideran que el Gobierno debe posponer proyectos innecesarios como la refinería Dos Bocas.

La aceleración de los casos de coronavirus en el mundo ha provocado una caída en los precios del petróleo de más del 50 por ciento desde diciembre de 2019, cuando empezó el brote. Las restricciones de movimiento, vuelos y actividades productivas y empresariales, aunado a la guerra de precios de crudo iniciada por Arabia Saudí llevará a los países petroleros, entre los que aún se encuentra México, a una caída en sus ingresos de hasta el 85 por ciento, según estimaciones de la OPEP y la AIE.

El precio del crudo estadounidense West Texas cayó 47.84 por ciento entre el 2 de diciembre del año pasado y el 16 de marzo del año en curso, al pasar de 55.96 a 29.19 dólares por barril; mientras que el europeo Brent descendió 50.25 por ciento en el mismo periodo, al pasar de 60.92 a 30.31 dólares por barril.

El lunes, el precio del petróleo de Texas cerró con una caída del 9.5 por ciento, con el barril por debajo de los 29 dólares, mientras que el Brent volvió a desplomarse en el mercado de futuros de Londres ante el avance de la pandemia de coronavirus y cerró en 29.96 dólares, un 11.49 por ciento menos que al finalizar la sesión anterior.

“Los precios del petróleo han reaccionado de manera extremadamente negativa y creemos que todavía no hemos visto el fondo del precio del petróleo”, dijo Bjoernar Tonhaugen, jefe de mercados petroleros de Rystad Energy. “La posible pérdida de demanda en marzo-abril puede eclipsar cualquier cosa que el mundo haya visto, justo cuando los productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) abran las compuertas de nuevos suministros al mercado”, agregó en una entrevista para la cadena CNBC.

El petróleo continúa siendo afectado tanto por el lado de la demanda como por el de la oferta. El brote de coronavirus, declarado pandemia por la OMS, ha llevado a una menor demanda de crudo a medida que las personas reducen sus viajes y los países se ven obligados a bajar su actividad económica, mientras que un colapso en las conversaciones de la OPEP significa que pronto podría haber un exceso de oferta a medida que Arabia Saudita aumentará la producción a un récord de 13 millones de barriles por día.

CAIDA-PRECIOS-PETROLEO-CORONAVIRUS
El lunes, el precio del petróleo de Texas cerró con una caída del 9.5 por ciento, con el barril por debajo de los 29 dólares, mientras que el Brent volvió a desplomarse. Foto: EFE.

Esta nueva caída se produce incluso después de que el Presidente estadounidense Donald Trump dijo el viernes pasado que el Departamento de Energía compraría petróleo crudo para la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR, por sus sigla en inglés) en un intento por aumentar los precios.

“Basado en el precio del petróleo, también le he dado instrucciones al Secretario de Energía para que compre a muy buen precio grandes cantidades de petróleo crudo para almacenar en la reserva estratégica de Estados Unidos”, dijo Trump el viernes desde el Rose Garden, justo el día que declaró el Estado de Emergencia en EU por el coronavirus.

“Vamos a llenarlo hasta la cima, ahorrando a los contribuyentes estadounidenses miles de millones y miles de millones de dólares, ayudando a nuestra industria petrolera [y promoviendo] ese maravilloso objetivo, que hemos logrado, que nadie pensó que fuera posible, de energía independencia ”, agregó el Primer Mandatario.

De acuerdo con analistas estadounidenses de este sector, el Gobierno de Trump podría comenzar a comprar petróleo tan pronto como dentro de dos semanas, informó la agencia de noticias Reuters el lunes.

La OPEP y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) mostraron el lunes su preocupación por el impacto del coronavirus en los países productores, ya que de seguir la actual situación pueden perder entre el 50 y el 85 por ciento de sus ingresos por vender esta materia prima, según reportó la agencia EFE.

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol y el secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo, hablaron por teléfono sobre el “impacto económico y social” de “gran alcance” del COVID-19, especialmente entre los países productores en desarrollo.

Mientras que la OPEP, con sede en Viena, defiende los intereses de los productores de crudo, la AIE, con sede en París, vela por los intereses de los países industrializados y consumidores de petróleo.

En un inusual comunicado conjunto, los responsables de ambas organizaciones mostraron su preocupación porque la actual depreciación del crudo puede tener un fuerte impacto en los ciudadanos de los países en desarrollo que dependen en gran medida de los ingresos de petróleo y gas.

¿Y EN MÉXICO?

En México, el Paquete Económico 2020 proyectó un precio de la Mezcla Mexicana en 49 dólares por barril (dpb), pero cayó 52.55 por ciento entre el 2 de diciembre de 2019 y el 13 de marzo de 2020, al pasar de 50.98 a 24.19 dólares por barril.

La Mezcla Mexicana cerró en 24.19 dólares por barril el viernes 13 de marzo. Ayer lunes no operó por ser día festivo.

Analistas consideran que el Gobierno no tiene mucho margen de maniobra y que la caída en los precios del petróleo impactará las finanzas del país. Recomiendan cancelar proyectos, como la refinería Dos Bocas, para amortiguar la caída.

“El Presidente en su conferencia del lunes habló de un posible recorte al gasto público producto de la coyuntura actual, eso afectaría algunos proyectos”, consideró Arturo Carranza, analista independiente del sector energético. “El Gobierno debe hacer una evaluación para ver qué proyectos son prioritarios en esta coyuntura; la prioridad debe ser salud pública y los estados y municipios. También deben evaluarse los proyectos que son importantes, pero no urgentes”.

Paul Sánchez Campos, director de Ombudsman Energía México, coincidió en señalar que el Gobierno mexicano no tiene muchas opciones para evitar la caída en los precios del petróleo. “No hay nada que pueda hacer, el problema es la presión que estos precios le están metiendo a las finanzas públicas”.

El especialista dijo que el Gobierno debe replantearse algunos proyectos como la refinería Dos Boca y el Tren Maya, que son proyectos que van a representar una inversión importante para las finanzas públicas del país. “Estamos hablando de un momento crucial para que el Gobierno se replantee los proyectos que no van a generar un impacto positivo”.

Sobre el precio de la Mezcla Mexicana, Paul Sánchez destacó que el hecho de que el barril se acerque a los 20 dólares es una situación grave. “Es lo que le llaman precio de descubrimiento, es decir, es un precio que no alcanza ni para cubrir los costos de descubrir nuevas reservas”.

Tan sólo en 2019, los ingresos petroleros del sector público mexicano fueron de 955 mil 54 millones 900 mil pesos en 2019. Esto es 6.88 por ciento real menos que lo recaudado en 2018, a precios corrientes del año pasado, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Durante enero de 2020, los ingresos petroleros ascendieron a 55 mil 337 millones 400 mil pesos. Estos ingresos fueron 21.05 por ciento real superiores a los de enero del año pasado, aunque 42.47 por ciento real inferiores a los de enero de 2018, a precios corrientes de 2020. Se espera una caída considerable para febrero y marzo.

El pasado 12 de marzo, Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que como consecuencia del descenso del precio del petróleo en los mercados internacionales recibió el primer pago de la cobertura petrolera de 2020.

Mediante un comunicado, Pemex explicó que dicho pago corresponde al periodo del 1 al 29 de febrero “como consecuencia de la activación del seguro contratado a finales del año pasado, toda vez que el precio promedio de la mezcla mexicana en dicho periodo se ubicó por debajo de los 49 dólares por barril”.

Precisó que la cobertura petrolera contratada por Pemex consistió en la protección de parte de los flujos de efectivo de la empresa para el periodo comprendido entre el 16 de diciembre de 2019 y el 15 de diciembre de 2020.

SinEmbargo

Comentarios