El amor en los tiempos del Coronavirus

Por: Ing. Agustín Hernández Rojo

El Virus COVID-19 mejor conocido como coronavirus ha sido declarado ya una pandemia, en pleno S.XXI y con todo el avance tecnológico observamos como no somos nada ante el ataque propio de la naturaleza y otros seres vivos, en este caso un virus mutado.

Ahora me pregunto, si realmente es una situación de gravedad en materia de salud por la que atraviesa la humanidad ¿Por qué no se toman acciones inmediatas y decisivas para detener la propagación del virus? Ejemplo: cierre de aeropuertos en los países con mayor nivel de contagiados.

También hay que seguir las mejores prácticas implementadas por países que ha logrado abatir el número de decesos, como Corea del Sur, quienes en una mezcla de rapidez y uso de las tecnologías de la información han podido paliar y reducir drásticamente la relación contagiados-fallecidos.

Un factor a considerar son precisamente los criterios de diagnóstico. Según cifras de la propia Comisión Nacional de Salud de China con datos actualizados al 29 de febrero eran más de 14 mil casos confirmados y luego por un cambio en los criterios de diagnóstico, de un día a otro bajaron a 4 mil; es decir alrededor de 10 mil personas dejaron de tener coronavirus tan solo con un plumazo.

Como por las vísperas se sacan los días, lo que nos dice este tipo de acciones es que como humanidad no estamos preparados para una pandemia, ni siquiera en la eficiencia en el diagnóstico o yendo más a profundidad tal vez ni en el análisis propio del mismo virus u otra razón pudiera ser el maquillaje de cifras a nivel mundial para no alertar a la población.

Y por último como dicen los gringos como bottom line tenemos que en México hay 12 casos confirmados de manera oficial por la secretaria de salud federal y 49 casos sospechosos. Sin embargo esto a levantado esceptiscismo en el gremio puesto que algunas voces importantes de la medicina en México, como el Dr. Francisco Moreno Sanchez, director de medicina interna del hospital ABC de la Ciudad de México ha comentado que él se encuentra tea proecupado acerca de la falta de diagnositco en el país y que pueden andan circulando muchos casos más bajo el concepto de “no detectados”.

Los “no detectados” son personas que efectivamente están contagiadas del virus pero a las que no se les ha hecho prueba alguna para diagnosticarlas y que además se encuentran asintomáticas.

Es urgente que el gobierno de México tome acciones concretas y determinantes en la materia para salvaguardar la vida y salud de los mexicanos. Intolerable que el jefe de estado de una nación salga ante medios a decir que se den abrazos y que no pasa nada con el virus.

Ojalá y no nos convirtamos en otro Italia, pues si en algo se parece México a Italia es en su burocracia, es por ello que también debemos ejercer presión a nuestros representantes y autoridades a que afronten la contingencia de manera profesional y eficiente.

Según comenta el Dr. Moreno, una de los factores clave para el combate a la epidemia es la detección temprana de la enfermedad y como cualquier epidemia debe ser contenida antes del punto de no retorno.

Hasta ayer 11 de marzo, el Gobierno de México solo ha realizado 324 análisis de coronavirus, una cifra a mi gusto despreciable para la población de 129 millones, si la comparamos con la región de Ontario en Canadá que tiene mucho menos población y tienen de 400 a 600 casos confirmados.

Por lo pronto Lopez Obrador ha dicho que no tiene planes de restringir los vuelos internacionales o cerrar fronteras. Por su parte Trump si tomó enserio esta situación y ordenó la cancelación de vuelos desde Europa (a excepción de Reino Unido).

Esperemos que el desenlace de esta situación sea óptimo y lo que debemos hacer como ciudadanos es estar informados y preparados. En caso de que se detecten síntomas llamar de inmediato al médico para un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Otra de las cosas que hay que combatir en México a la par del Coronavirus es la desinformación, la ignorancia y la falta de método científico, pues acorde a la Encuesta sobre la percepción Pública de la Ciencia y Tecnología realizada por la Academia Mexicana de Ciencias arroja que: 84.4 de los mexicanos cree que existe el Premio Nobel de Matematicas, el 80.9 cree que los antibióticos tratan enfermedades causadas tanto por bacterias como por virus y 77% cree que existen medios adecuados para tratar enfermedades que la ciencia no reconoce como la acupuntura, homeopatía y limpias.

El 2020 sin duda pasará a la historia como el año que surgió esta epidemia, pero también es responsabilidad de cada uno de nosotros que sea recordado como el año que se logró contener eficientemente.

Esperemos que a la vuelta de los años dicho virus solo sirva de marco histórico para referenciar la época y en una de esas tal vez inspire a otros García Márquez.

Comentarios