La despedida de una niña

“El motor de mi vida es la búsqueda de lo desconocido.”
Jodorowsky

Con estas palabras, un Medico, se despidió de una niña de un año y dos meses que falleció una semana después de haber ingresado con traumatismos que indicaban que había sido golpeada.

La madre de la menor y su pareja fueron detenidos el miércoles 5 de diciembre, el mismo día que llevaron a la niña al hospital.

Ambos deberán pasar al menos seis meses en prisión preventiva como sospechosos de homicidio calificado, según informaron medios locales.

Al enterarse del deceso, el Medico, que se refirió a la pequeña como M., publicó en su muro de Facebook un mensaje en el que se despedía de ella, lamentaba lo que había tenido que sufrir en su corta vida y le pedía perdón.

“La noticia se acompaña de furia. Profunda, sincera y devastadora furia humana, aquella que no te permite más que liberar una maldición primigenia contra quienes te hicieron daño, porque a diferencia de los que nos disponíamos a rescatar, ‘M’ había sido lastimada, torturada y herida de muerte a propósito”, escribió.

El médico recordó el momento en que le tocó atender a la menor: “…surge una llamada de auxilio de la pequeña M., su cuerpo con marcas de dolor y en agonía llega a un hospital en donde muchos hacen hasta lo imposible para que no muera en sus manos. Muchos… mueven sus almas y cuerpos para ser parte del conjunto de manos que se unen y en un esfuerzo extraordinario, calando la noche logramos traerla a un hospital en el cual se va a continuar la atención iniciada en el primero”.
“¿Qué hiciste para morir sola?”
La niña había sido llevada al hospital por su madre y su padrastro, que afirmaron que se había caído.
Sin embargo, la naturaleza de las lesiones hizo sospechar a los médicos, que avisaron a las autoridades. La menor tenía golpes en la cabeza y la cara, así como fracturas en los brazos, las piernas y las costillas.
Síndrome de Münchausen por poder: la extraña forma de abuso infantil por la que las madres inventan o infligen enfermedades en sus hijos
“Pero, ¿qué hizo esta pequeña? No sé. Sus manos deberían estar llenas de tierra de juegos y manchas de colores, pero estaban blancas, vacías, abiertas a recibir pero no, por Dios no, por favor no más dolor”,
“Ahora sus manos tenían agujas y pulseras que no eran de colores sino para saber como su corazón luchaba para impulsar sangre”.
La noticia de la muerte de M. ha generado conmoción Mexico, donde los casos de maltrato infantil están en aumento.

Según una encuesta de Unicef hecha en Mexico en 2011, el 45% de los niños de entre 2 y 14 años experimentó algún método de disciplina violenta. Según esta misma agencia de las Naciones Unidas, esto es incluso más común entre los más pequeños.

Salud y larga vida

Profesor por Oposición de la Facultad de Derecho de la UACH.

@profesor_F

Comentarios