Parroquia toma postura pro mujeres

El padre José de Jesús Aguilar ha cubierto en su iglesia sólo las imágenes femeninas, para resaltar la importancia de las mujeres.

El padre José de Jesús Aguilar, de la Parroquia de los Santos Cosme y Damián, no es ajeno a la violencia de género, pues el año pasado su propia sobrina fue violada, por ese y otros casos que han afectado a la comunidad de su parroquia, en solidaridad con el movimiento de mujeres contra el acoso y los feminicidios, las santas de su iglesia han sido cubiertas de morado.

En la tradición católica, con el objetivo de redescubrir el valor del mensaje de Cristo, sus enseñanzas y la belleza de las propias imágenes, se cubren a los santos durante la Cuaresma, pero este año sólo las mujeres canonizadas por la Iglesia fueron cubiertas.

“En esta ocasión, tomando en cuenta esta tradición pero viendo lamentablemente como la situación sobre las mujeres, violencia, agresiones, falta de respeto, asesinatos, han ido creciendo, la idea fue cubrir las imágenes de mujeres únicamente, vírgenes santas”, destacó en una entrevista con 24 HORAS.

El también subdirector de Radio y Televisión del Arzobispado de México, explicó que el objetivo de cubrirlas sólo a ellas es que “volvamos a redescubrir, durante los 40 días de Cuaresma, el valor la dignidad de la mujer en el hogar, en la pareja, en el trabajo y en la sociedad”, indicó.

Sobre la opinión de los feligreses, aseguró que la gente entendió el mensaje y están totalmente de acuerdo, sobre todo porque una secretaria de la parroquia sufrió el asesinato de dos familiares en el último año, entre otros casos que han afectado a la comunidad.

Contra la impunidad
El padre Aguilar recordó que cuando la justicia actúa correctamente se castiga al agresor y se hace todo lo necesario para que la gente deje de delinquir, “pero lamentablemente lo problemas empiezan por ahí, porque no se castiga al delincuente, al agresor y las cosas continúan”.

En ese sentido, llamó a reivindicarse a través de la reeducación en los valores y principalmente en los hogares, dónde las madres no deben permitir el machismo ni discriminación, donde, por ejemplo, los hijos tienen más derechos que las hijas.

Por su parte, María del Pilar, una feligresa de la iglesia, indicó que apoya el movimiento, pues es momento de crear consciencia para unir a los poderes de la iglesia, gobierno y educación para respetar a la mujer.

“Debemos de unirnos los tres poderes, iglesia, Estado y escuela, para hacer consciencia en que la violencia hacia la mujer no debe normalizarse, como se ha venido haciendo”, dijo.

Consultado por este diario, Javier Rodríguez Labastida, director de Comunicación de la Arquidiócesis de México y del Semanario Desde la Fe, explicó que las iglesias no necesitan una autorización superior para realizar este tipo de actos.

Frase
“La gente ha mostrado su acuerdo en esto, no nos estamos uniendo a otro tipo de situaciones políticas, en este caso es crear consciencia de que la mujer es un rostro de Dios, donde debemos tener toda la atención”
José de Jesús Aguilar
Padre la Parroquia
de los Santos Cosme y Damián.

24 HORAS

Comentarios