Desempleo repunta a 3.7% durante enero

La desocupación laboral afectó más a las mujeres, con un incremento de 3.8 por ciento; en tanto, en los hombres la tasa fue de 3.5 por ciento mensua.

En enero, el desempleo tuvo un repunte a 3.7 por ciento en relación con la Población Económicamente Activa (PEA); sin embargo, para un mismo mes, lo que representó el segundo nivel más bajo desde 2016, cuando alcanzó la cifra de 4.1 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La tasa registrada en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), está por arriba del consenso que preveía un aumento de en 3.30 por ciento.

De acuerdo con un análisis de Banorte Casa de Bolsa, el aumento fue el mayor desde marzo de 2014, llevando a la tasa de desocupación a un nuevo máximo no visto desde septiembre 2016.

Este resultado también revirtió la mejoría del mes pasado, la cual había resultado en una tasa en su tercer nivel más bajo en la historia, según cifras revisadas.

Por sexo, el desempleo en los hombres pasó de 3.1 a 3.5 por ciento, entre diciembre de 2019 y enero de 2020; mientras que las mujeres pasaron de 3.1 a 3.8 por ciento en igual lapso. En particular, al considerar solamente el agregado urbano de 32 ciudades del país, en donde el mercado de trabajo está más organizado, la desocupación en este ámbito se ubicó en 4.3 por ciento de la PEA en el primer mes de este año y significó un alza de 0.3 puntos porcentuales, tanto en su comparación mensual como anual, con cifras ajustadas por estacionalidad.

En tanto, la tasa de subocupación (referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda) representó 7.5 por ciento. En su comparación anual, ésta fue mayor a la de igual mes de un año antes, que se ubicó en 6.9 por ciento.

Por su parte, la tasa de Informalidad Laboral 1, que se refiere a la proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, fue de 56 por ciento en el primer mes de 2020; proporción menor que la del mes precedente e inferior en 0.3 puntos respecto a la de igual mes del año pasado.

Asimismo, la tasa de ocupación en el sector informal 1, es decir, el que se refiere a la proporción de la población ocupada en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa, representó 27.7 por ciento durante enero de este año; porcentaje mayor que el del mes previo, que fue de 27.4 por ciento, y 0.3 puntos por arriba de la del mismo mes del año pasado.

En el ámbito urbano de alta densidad de población, conformado por 32 ciudades de más de 100 mil habitantes, el trabajo subordinado y remunerado representó 73.9 por ciento de la ocupación total; es decir, 5.5 puntos porcentuales más que a nivel nacional.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: en los servicios se concentró 43.5 por ciento del total, en el comercio 19.6 por ciento; en la industria manufacturera; 16.5 por ciento; en las actividades agropecuarias 11.6 por ciento; en la construcción 7.6%; en “otras actividades económicas” (que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas) 0.6 por ciento; y otro 0.6 por ciento no especificó su actividad.

El mes pasado, 60.3 por ciento de la población de 15 años y más en México se ubicó como económicamente activa, cifra menor a la de un mes anterior, según cifras estacionalizadas.

La Razón

Comentarios