Emotivo adiós a Kobe y Gigi

Música, discursos, flores y miles de playeras de los Lakers enmarcaron el funeral del Black Mamba; familiares, aficionados y excompañeros recuerdan al exbasquetbolista que marcó una era en la mejor liga de baloncesto.

A casi un mes del trágico accidente, la partida de Kobe Bryant no ha podido ser superada y el hueco que dejó en la historia de la NBA difícilmente se podrá cubrir.

Ayer se llevó a cabo un emotivo funeral, al que asistieron alrededor de 20 mil personas, que se reunieron para despedir al exbasquetbolista en el Staples Center de Los Ángeles.

Estrellas como Anthony Davis, James Harden, Bill Russel, Manu Ginobili y Michael Jordan se dieron cita para despedir al astro de la NBA y a su hija Gianna, quien también falleció en el trágico accidente aéreo.

Miles de aficionados de los Lakers, muchos de ellos vistiendo las camisetas de Bryant o los colores del equipo, acudieron al triste homenaje para el deportista más popular de Los Ángeles e icono del basquetbol a nivel mundial.

La ceremonia inició con la cantante Beyoncé, quien se presentó con sus canciones “XO” y “Halo” acompañada por una docena de músicos. Más tarde, Alicia Keys interpretó “Moonlight Sonata” de Beethoven como parte del programa y Christina Aguilera cantó “Ave María”.

El evento de dos horas concluyó con la proyección de “Dear Basketball”, el cortometraje que le valió a Bryant un Oscar.

Después que Jimmy Kimmel, conductor del programa televisivo Late Night, dio la bienvenida a los presentes, Vanessa Bryant recordó la vida de la familia con Gianna y sus tres hermanas para luego elogiar a su esposo, con el que mantenía una relación desde 1999.

“Él fue el esposo más asombroso. Kobe me amó más de lo que yo podría expresar con palabras. Yo era el fuego. Yo era el hielo. En ocasiones viceversa… él era mi todo”, afirmó Vanessa.

Entre los presentes se hallaban exestrellas de los Lakers como Jerry West, Kareem Abdul Jabbar, Magic Johnson y Pau Gasol. El comisionado de la NBA, Adam Silver, se unió a Michael Jordan, Shaquille O’Neal, Phil Jackson y docenas de jugadores actuales de la liga, incluyendo a Stephen Curry, Kyrie Irving y los originarios de Los Ángeles James Harden, Russell Westbrook y DeMar DeRozan. Celebridades de la talla de Kanye West, Kim Kardashian, Jennifer López y Álex Rodríguez también acudieron a la ceremonia.

Jordan, la leyenda de los Bulls de Chicago cuya carrera estaba cerca de su fin mientras Bryant iniciaba la suya a finales de la década de 1990, elogió a Bryant como “uno de mis más queridos amigos. Él fue como un hermano menor… conforme fui conociéndolo, deseaba convertirme en el mejor hermano mayor que pudiera ser”, mientras derramaba lágrimas que no pudo contener.

El evento representó una oportunidad para una ciudad dolida y para que los aficionados de todo el mundo reflexionaran sobre el impacto que causó Bryant en el deporte. El Black Mamba consiguó cinco anillos de la NBA con la franquicia californiana; además, obtuvo la distinción del Jugador Más Valioso de la Temporada 2008.

El dinero obtenido por la venta de los boletos de este homenaje, cuyas entradas se agotaron, será donado a la Fundación Mamba and Mambacita Sports, que apoya los programas deportivos para jóvenes en comunidades en desventaja.

Los aficionados recibieron un programa que contenía fotografías, un encendedor morado con las siglas KB y una camiseta con fotografías de padre e hija.

Bryant jugó toda su carrera con los Lakers, que se mudaron del Forum al Staples Center cuando abrió sus puertas en 1999. Los números que portó el pentacampeón de la NBA (8 y 24) cuelgan a lo alto de la arena en la que se convirtió en el tercer máximo anotador en la historia de la Liga, aunque actualmente esa posición ya la ocupa el también jugador de Los Ángeles, su amigo, LeBron James.

Vanessa Bryant demanda a empresa dueña del helicóptero
La viuda de Kobe Bryant, exestrella de la NBA, Vanessa Bryant, comenzó un proceso jurídico en contra de la compañía Island Express, empresa dueña del helicóptero que se estrelló hace casi un mes en Calabasas, California.

De acuerdo con la demanda, a la empresa sólo se le permitía volar bajo ciertas reglas de vuelo visual, condiciones que no existían durante el día del accidente.

El proceso de homicidio por negligencia presentado por Vanessa Bryant en la Corte Superior de Los Ángeles señala que el piloto, Ara Zobayan, fue descuidado e imprudente al volar la aeronave en un cielo nublado el 26 de enero y debió de haber cancelado el viaje.

Aunque no se establece la cantidad demandada por los daños solicitados, la viuda alega que tanto la compañía como el piloto fueron muy imprudentes.

La Razón

Comentarios