Anna Delvey, la falsa heredera que engañó a la alta sociedad de Nueva York

Se presentaba ante el mundo como Anna Delvey, la heredera alemana de una fortuna estimada en unos US$67 millones.

Delvey vivía en hoteles cinco estrellas, vestía ropa de diseñadores de alta costura, asistía a fiestas exclusivas, viajaba en aviones privados y daba generosas propinas de US$100.

Sus credenciales pronto le ganaron un lugar entre la alta sociedad de Nueva York.

El único problema es que Anna Delvey nunca existió realmente.

Su verdadero nombre era Anna Sorokin, una estafadora de nacionalidad germano-rusa de 28 años de edad, que este jueves fue condenada a entre 4 y 12 años de cárcel por varios delitos de fraude por haberse apropiado mediante múltiples engaños de US$275.000.

Comentarios