Aaron Boone: Yankees todavía están ‘enojados y frustrados’ por trampas de Astros en 2017

Al otro lado del estado, los jugadores de los Astros permanecieron bajo custodia; alejados de los periodistas antes de lo que se espera sea un mensaje organizacional orquestado, en una primera respuesta colectiva a su escándalo de robo de señales.

En el campamento de los Yankees, sin embargo, no hay signos de hablar en grupo, no hay barandas alrededor de los jugadores y ellos simplemente reaccionan a uno de los episodios más notorios en la historia del béisbol.

El receptor Gary Sánchez hizo una broma aquí el miércoles relacionada con la teoría de que los Astros usaron un sistema de timbre.
Luis Severino reconoció que tiene más contexto sobre su supuesto problema de delatar lo que va a lanzar de hace un par de años, tal vez no fue eso, pero dijo que no necesita ninguna disculpa de sus pares de Houston.

A principios de esta semana, Masahiro Tanaka comentó, en su forma habitual y discreta, que sí, que se siente estafado por lo sucedido en la Serie Mundial 2017.

Y el mánager Aaron Boone admitió que aunque ha intercambiado mensajes de texto con AJ Hinch, un amigo de toda la vida y exmánager de los Astros, no está seguro de estar listo para pasar la página todavía.

Boone considera que todo esto es saludable, que es bueno que los jugadores expresen sus sentimientos sobre cómo pueden haber sido impactados por el robo de señas ilícito de los Astros. Cuando se supo por primera vez, dijo, compartió crudos mensajes de texto y conversaciones con jugadores. “El rango de emociones es enorme: enojado, frustrado, decepcionado”, dijo.

En algún momento, indicó Boone, será hora de que todos pasen la página, dejen a un lado esa conversación sobre los Astros y se concentren en la temporada 2020. “Algunos muchachos querrán hablar sobre eso y darle mucho [a los periodistas]”, subrayó. “Algunos muchachos ya lo han dejado atrás”.

Rodeado por una herradura de reporteros, a Sánchez se le preguntó sobre el jonrón decisivo de José Altuve para asegurar la Serie de Campeonato de la Liga Americana 2019 contra los Yankees y el video viral del propio jugador agarrando la parte superior de su uniforme y gritando a sus compañeros de equipo que no le quitaran la camiseta. Se han planteado preguntas en las redes sociales sobre si esto se debió a que Altuve llevaba algún tipo de cableado relacionado con el robo de señas.

Del baúl de recuerdos: Altuve envía a los Astros a la Serie Mundial con un cuadrangularJosé Altuve le conectó cuadrangular a Aroldis Chapman en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, para darle la victoria a los Astros sobre los Yankees y enviarlos a la Serie Mundial.
“Puedo decirles que si pego un jonrón”, dijo Sánchez a través de su intérprete, “y llevo a mi equipo a la Serie Mundial, pueden arrancarme los pantalones. Pueden arrancármelo todo”.

Boone comentó sobre la entrevista de Hinch con MLB Network la semana pasada, y la respuesta indecisa de Hinch a una pregunta sobre si los Astros usaron un sistema de timbre.

En lugar de decir sí o no, Hinch se refirió a la investigación del comisionado y que creía en el hallazgo de que no había evidencia de la trampa.

Boone reconoció que no está completamente convencido de que los Astros no estuvieron usando timbres. “Esa es ciertamente una de esas grandes incógnitas”, señaló Boone. “Ciertamente, he pasado tiempo, como estoy seguro de que mucha gente lo hace, preguntándome todas las cosas que podrían haber estado sucediendo … He pasado tiempo preguntándome y probablemente nunca lo sabremos con certeza”.

Boone y Hinch nacieron con un año de diferencia y se conocen desde que eran adolescentes, jugando entre ellos y el uno contra el otro. Ellos se enfrentaron como mentores en las últimas dos temporadas, incluido la Serie de Campeonato de la Liga Americana el otoño pasado, serie que ganaron los Astros en seis juegos.

Los Yankees entraron en ese playoff asumiendo lo peor sobre los Astros y su robo de señas, armando a sus lanzadores con un sistema de señas generado por computadora. “Nadie estaba robando nuestras señas”, aseguró un miembro del personal.

Pero durante la serie, los Yankees se dieron cuenta de los silbidos desde el lado del campo de los Astros, lo que llamó la atención de los árbitros. En una conferencia de prensa previa al Juego 4, Hinch se burló de los Yankees por sus preocupaciones. “Hombre, me alegra que hayas hecho esa pregunta”, comentó entonces Hinch, “y pensé que surgiría hoy. Y hablamos de esto el otro día. Y, en realidad, es una broma”.

Agregó: “Cuando me contactaron sobre algunas preguntas sobre silbidos, me hizo reír porque es ridículo. Y si hubiera sabido que tomaría algo así para derrotar a los Yankees, o cualquier otro equipo, lo hubiéramos practicado en el entrenamiento de primavera … Aparentemente funciona, incluso cuando no sucede”.

Desde que Mike Fiers reveló a The Athletic que los Astros robaban sistemáticamente señas con cámaras fijas, se descubrió que Hinch tenía conocimiento de ese sistema y por eso fue suspendido para la temporada 2020 por Major League Baseball y despedido por los Astros.

Poco después de que Hinch fuera despedido, Boone le envió un mensaje a Hinch; éste respondió de inmediato con un mensaje de texto, pero no han hablado. “En algún momento”, aseveró Boone, “simplemente no he estado listo para ir allí”.

Boone también trabajó en ESPN junto a Alex Cora, quien fue el entrenador de banca de los Astros de 2017 y luego el gerente de los Boston Red Sox 2018 que eliminó a los Yankees de Boone de los playoffs. La oficina del comisionado está investigando a los Red Sox ’18 por robo de señales, y Cora fue despedido como gerente de Boston. Carlos Beltrán, un asistente especial en la organización de los Yankees en el tiempo de Boone como gerente, estaba en camino de ser el mánager de los Mets antes de ser implicado en el escándalo de Houston, situación que le hizo desvincularse del equipo.

Boone hizo una pausa por unos segundos cuando le preguntaron sobre el estado de esas amistades. “Mira, esos son tipos que todavía considero amigos. He luchado por darle sentido.

“Espero tratar a las personas con gracia. Pero ha sido un poco difícil para mí”, concluyó.

ESPN

Comentarios