Opacidad en el gasto en salud

Las entidades del país reprobaron al transparentar el ejercicio del gasto público en salud, que representó 98 mil 792.5 millones de pesos en 2019; de acuerdo con el Índice de Transparencia del Gasto en Salud 2020 los estados obtuvieron una calificación promedio de 50.23 puntos, el menor dato desde 2017, informó la consultora Aregional.

Flavia Rodríguez, directora general de la consultoría, expuso que el gasto público en salud representó el 2.81% como proporción del PIB y el 10.41% del gasto total del gobierno el año pasado, de ahí la importancia por transparentar cómo se ejercer estos recursos.

La experta mencionó que se encontraron faltas de información en cuatro bloques evaluados, que tienen que ver con el marco regulatorio, marco programático-presupuestal, costos operativos, rendición de cuentas, evaluación de resultados y estadísticas.

Hay entidades que tienen nulas calificaciones en su marco programático presupuestal, en costos operativos y en estadísticas. Deficiencias sobre planeación, programación y decisiones de ingresos y gasto en el sector salud estatal.

Las estadísticas, por ejemplo, carecen de datos históricos y tienen fallas en acceso a documentos para su consulta. Lo que demuestra que los gobiernos no hacen su tarea de acuerdo con lo que marca la Ley General de Contabilidad Gubernamental y la Ley de Disciplina Fiscal”, dijo Rodríguez.

Noemí García, coordinadora del Área de Transparencia de Aregional, mencionó que en estadísticas al menos 20 estados no publicaron nada de información al cierre de 2019, mientras que hubo 18 entidades que no aportaron información sobre los recursos del Seguro Popular, ni siquiera una serie histórica.

Al menos 20 entidades no publican información sobre la asignación de recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), al menos 19 estados no publican el universo de población sin seguridad social, y en 21 de los portales estatales no hay información sobre la muerte materna en mujeres sin acceso a servicios de salud”, expuso García.

En cuanto a costos operativos, donde se sustentan las acciones gubernamentales, se observó faltantes sobre el padrón de proveedores de servicios de subrogación, adquisición de bienes y servicios para el sector salud y mecanismos de adjudicación de obra pública.

Este año se fue de la agenda estatal el tema de la transparencia en el sistema de salud. Fuimos más rigurosos en la evaluación porque no sólo consideramos la disponibilidad de la información sino también la calidad”, dijo la especialista.

CALIFICACIONES

El indicador reveló que 21 entidades tuvieron calificaciones reprobatorias, y solamente cuatro tuvieron calificaciones aprobatorias.

Entre los reprobados estuvieron Tamaulipas, Guerrero, Querétaro, Morelos y Durango, cuyas calificaciones estuvieron por debajo de los 30 puntos. Se destacó el caso de Nuevo León, que pasó del lugar 16 al 27, al bajar en su nivel de transparencia.

Estados como Nayarit, Michoacán, Ciudad de México, Chihuahua, Campeche, Oaxaca, Morelos, el Estado de México, Guerrero, Tamaulipas y Querétaro, bajaron sus puntuaciones debido a la falta de información de programación y presupuesto, así como la nula información sobre estadísticas.

Las entidades con las mejores calificaciones fueron Guanajuato, que obtuvo 97.33 puntos, Hidalgo con 96.18 puntos, Sinaloa con 95.92 puntos y Jalisco con 80.74 puntos.

Estos estados tienen un cumplimiento de sus obligaciones, mantienen altos estándares en la presentación de información fiscal y financiera, además de cumplir con la información en transparencia de manera proactiva”, sostuvo Flavia Rodríguez.

Dinero en imagen

Comentarios