Atlas, fiesta sin invitado

El equipo rojinegro recibió un partido de veto por los insultos homofóbicos de su afición.

El Atlas celebró con una victoria de 2-1 sobre los Xolos del Tijuana los 60 años del Estadio Jalisco. La fiesta, sin embargo, fue sin invitados, pues el equipo rojinegro recibió un partido de veto por los insultos homofóbicos de su afición.

Luciano Acosta abrió los cartones para los de casa, empató de penal Camilo Sanvezzo y Javier Correa puso el 2-1 definitivo.

Excélsior

Comentarios